VIERNES SANTO

Lágrimas en una aciaga tarde de Viernes Santo sin procesiones

Ninguna de las cuatro cofradías pudo salir a la calle por la lluvia y la nieve que caída sobre Salamanca

30.03.2018 | 19:10
Lágrimas tras la decisión de suspender del Rescatado. | cuesta

La nieve fue la última invitada de una aciaga tarde de Viernes Santo, la jornada más intensa de procesiones de la Semana Santa salmantina; de hecho, su aparición forzó a la Congregación de Jesús Nazareno a ´tirar la toalla´ y apostar por quedarse en el interior de la parroquia de San Julián en torno a las siete menos cuarto de la tarde, tras aplazar un cuarto de hora la decisión a la espera de que cesara la lluvia. No solo no mejoró el tiempo, sino que se invernó aún más.

La primera en tomar la determinación de no salir a la calle fue la Vera Cruz que, de una tacada, suspendió el acto del descendimiento en el humilladero de San Francisco y también la procesión del Santo Entierro; como consuelo menor, la cofradía decidió abrir las puertas de la capilla para que las decenas de fieles y espectadores que se congregaban a las puertas del templo, paraguas en mano, pudieran observar de cerca los siete pasos que debían de procesionar por Salamanca la tarde de este Viernes Santo.

La decisión de la Vera Cruz llegó una hora y media antes de que la siguiente cofradía en salir a la calle lo hiciera, la Oración del Huerto tampoco lo dudó, no se concedió tiempo alguno y con adelante señaló que no podía poner en riesgo ni a su "grupo escultórico ni a sus cofrades".
Jesús Resctado, que debió partir de San Pablo a la misma hora que el Nazareno de San Julián, decidió, llegada la hora, suspender y abrir también las puertas del templo para que los salmantinos pudieran orar a los pies del venerado Rescatado. En este sentido, Pedro Jesús Martín, hermano mayor de la congregación, apuntó que "nunca es agradable tomar la decisión de no salir, pero hoy era imposible porque granizaba y la previsión para la procesión también era nefasta". "Estamos decepcionados pero no es una tragedia. Haya que cuidar al patrimonio humano, son 350 cofrades procesionando, de los que 40 son niños, y las imágenes".

La tarde del Viernes Santo se cerró por tanto en San Julián donde la congregación nazarena decidió hacer un encuentro entre los pasos de Jesús Nazareno, que este 2018 estrenaba una túnica con bordados charros, y el Santo Entierro de González Macías que en la presente Semana Santa cumplía 75 años, motivo por el que la Congregación había decidido que este paso abriera el cortejo en lugar del Nazareno. No pudo ser.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook




















anteriorsiguiente
Lo último Lo más leído Lo más votado
 
 
La Gaceta de Salamanca On-line Modif.
© Grupo Promotor Salmantino, S.A.
Avenida de los Cipreses, 81. 37004 Salamanca (SALAMANCA).
Tlf: 923 125252 Fax redacción: 923 256155
Aviso legal  |  Política de cookies | Política de privacidad