25 enero 2020
  • Hola

Manual de instrucciones para dejar de fumar

Sacyl declara la guerra al tabaco y publica una guía práctica para dejarlo

16 ene 2020 / 08:52 H.

Guerra al tabaco. Es uno de los grandes objetivos de la Consejería de Sanidad de Castilla y León para este año.

Con el inicio del nuevo año se han puesto en marcha medidas a nivel nacional, como la financiación de fármacos que ayudan a dejar de fumar, pero también en Castilla y León se han tomado medidas. Sacyl ha publicado su ‘Guía práctica para dejar de fumar’: una especie de manual de instrucciones para despedirse de los cigarrillos.

La guía empiezan ensalzando los beneficios que se experimentan desde el primer día sin tabaco. En un día se recuperen los niveles de oxígeno y monóxido, por lo que disminuye la posibilidad de ataque cardiaco. En una semana casi toda la nicotina ha salido del cuerpo y eso hace que aumenten los sentidos del olfato y el gusto. Al mes sin fumar disminuye la tos, la fatiga y la dificultad para respirar. Mejora la capacidad física y sanguínea. Cuando se cumpla un año el riesgo de enfermedad y ataque coronario habrá diminuido a la mitad y, sobre todo, el exfumador se habrá ahorrado 1.500 euros. Por último, al cabo de cinco años desde el último cigarrillo se puede decir que el riesgo de padecer cáncer se ha reducido a la mitad, y las probabilidades de un accidente cerebrovascular o coronario iguala al de los no fumadores.

Si la técnica de los beneficios no es lo suficientemente persuasiva, Sacyl recurre a la de los perjuicios. ¿Qué se mete en el cuerpo cada vez que se le da una calada al cigarro? Los redactores de la guía recuerdan que “entran en el organismo más de 4.700 sustancias químicas tóxicas que permanecen toda la vida y van formando una bomba de relojería en la salud”. Sustancias como butano (como el de un encendedor), cadmio (pilas), ácido acético (vinagre), ácido esteárico (cera de vela), arsénico (veneno), metano (gas cloacal), metanol (combustible), nicotina (insecticida), amoniaco (limpiabaños), tolueno (solvente industrial), pintura, fósforo, etc.

Una de las partes más útiles de la guía es la que recomienda estrategias y consejos para poner punto y final al tabaquismo. Trucos para evitar las tentaciones durante las primeras semanas, alternativas para esa necesidad y recomendaciones para no recaer.

La guía cobra especial importancia una vez que se ha sabido que el porcentaje de fumadores en Castilla y León vuelve a ser el mismo que el existente antes de la ley antitabaco: el 33,1% de la Región (entre 15 y 65 años) asegura que fuma a diario.

LOS DETALLES

El riesgo de recaída a la tercera semana por culpa del “ya controlo”

El manual de instrucciones para dejar de fumar recuerda que “hacia la tercera semana y siguientes, cuando todo se va normalizando, pueden aparecer ‘fantasías de control’ en las que pensamos que controlamos y que por un cigarro no pasa nada”. Los médicos advierten que sí que pasa: “Tu cerebro reconocerá el estímulo rápidamente y te pedirá más”.

El primer día es clave: consejos para derrotar los deseos de fumar

Sacyl recomienda concentrarse en la idea de “hoy no voy a fumar”. Tan pronto como surjan los deseos se sugiere distraer el pensamiento y recordar todos los motivos por los que se quiere dejar el tabaco. Es positivo ingerir fruta o agua y emprender alguna actividad. Otra técnica es respirar profundamente y practicar técnicas de relajación sabiendo que estas ansias desaparecen a unos minutos y cada vez serán menos intensas y frecuentes.

PALABRAS CLAVE