14 diciembre 2019
  • Hola

Los alimentos que no debes comer en ayunas

Pueden provocar gastritis, acidez estomacal o daños en la mucosa gástrica

03 dic 2019 / 17:25 H.

Nutricionistas y también madres y abuelas se cansan hasta la saciedad de afirmar que el desayuno es la comida más importante del día. Por eso, los alimentos que se consuman a primera hora del día van a determinar cuánta energía se tendrá para consumir a lo largo de la jornada. Yogur, café, zumo de naranja o una pieza de fruta y tostadas es el desayuno más repetido o lo que muchos consideran el idóneo.

Sin embargo, la mayoría de la gente desconoce que hay algunos alimentos que no deben de consumir nunca en ayunas. Según la presidenta de la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fresnad), Ascensión Marcos, puntualiza que “todo alimento que contenga un exceso de grasa saturada, ya sea bollería industrial o la que procede de cárnicos procesados, así como la repostería con elevadas dosis de azúcar no son beneficiosos para consumir a primera hora del día”.

Que la bollería no es una buena opción, es un secreto a voces. Pero a ella se suman el café, que puede acentuar el reflujo o la gastritis, así como los cítricos, que también son uno de los causantes de la acidez estomacal. Por lo tanto, si es un apasionado de los zumos, se recomienda decantarse por los de frutas y verduras naturales, sustituyendo así a los procesados. De igual modo, las bebidas carbonatadas pueden dañar la mucosa gástrica.

Por lo tanto, la mejor manera de romper el ayuno en las primeras horas del día es eligiendo un desayuno equilibrado. De hecho, hay tres alimentos que deben de estar incluidos siempre: la fruta, los lácteos y los cereales sin azúcar. Gracias a la grasa saturada de la leche y los lácteos, se absorben mejor los micronutrientes. Dentro de los cereales, una rebanada de pan con aceite virgen es la mejor opción.

También se puede optar por una pequeña ración (entre 30 y 50 gramos) de jamón serrano, cocido, pavo, pollo, huevo o media lata de atún al natural. O si lo salado no es una elección viable, siempre se puede optar por un tazón de avena u otro tipo de cereal integral. Los frutos secos, a pesar de su elevado aporte calórico, son muy necesarios, ya que aportan ácidos grasos poliinsaturados, micronutrientes y fibra.

PALABRAS CLAVE