14 octubre 2019
  • Hola

La hormonoterapia tiene un impacto mayor que la quimioterapia en las mujeres con cáncer de mama

Los efectos negativos de la quimioterapia son más transitorios

09 oct 2019 / 18:01 H.

Un análisis de la cohorte CANTO publicado en la revista Annals of Oncology desafía las ideas convencionales sobre el impacto que la hormonoterapia y la quimioterapia pueden tener en la calidad de vida de las mujeres con cáncer de mama. Contrariamente a lo que comúnmente se admite, la hormonoterapia, un tratamiento extremadamente eficaz contra el cáncer de mama, tendría un impacto más prolongado y perjudicial en la calidad de vida de las mujeres, principalmente en las posmenopáusicas, ya que los efectos negativos de la quimioterapia son más transitorios. En un momento en que las recomendaciones internacionales se orientan a prescribir terapia hormonal de 5 a 10 años, es importante asistir a las mujeres que desarrollen síntomas graves relacionados con los tratamientos antihormonales e identificar a las que podrían beneficiarse de una desescalada terapéutica.

Estos trabajos fueron dirigidos por la Dra. Inès Vaz-Luis, oncóloga especialista en cáncer de mama e investigadora del instituto Gustave Roussy en el laboratorio “Identificación de nuevas dianas terapéuticas en cancerología” (Inserm/Universidad de Paris-Sud/Gustave Roussy).

“Este análisis de la cohorte CANTO muestra por primera vez que los tratamientos antihormonales no tienen un impacto menor que la quimioterapia en la calidad de vida de las muje-res. Al contrario, el deterioro de la calidad de vida, que se declara en el diagnóstico, persiste dos años después, mientras que el impacto de la quimioterapia es más transitorio”, explica la Dra. Vaz-Luis.

En este estudio, los investigadores midieron la calidad de vida de 4.262 pacientes con cáncer de mama localizado (estadios I a III) en el momento del diagnóstico, un año y dos años después. El tratamiento de estas pacientes consistió en cirugía, y para algunas en quimioterapia y/o radioterapia. Alrededor del 70% de ellas recibieron terapia hormonal durante al menos 5 años. El equipo de investigación utilizó una herramienta que evalúa la calidad de vida general de los pacientes con cualquier tipo de cáncer (EORTC QLQ-C30), acoplada a otra herramienta con la misma función pero más específica para el cáncer de mama (QLQ-BR23).

En toda la población del estudio se observó un deterioro general de la calidad de vida dos años después del diagnóstico. Este deterioro es más significativo en pacientes que recibieron terapia hormonal, sobre todo después de la menopausia. Por su parte, el impacto de la quimioterapia es mayor en la calidad de vida de las mujeres no menopáusicas, particular-mente en el deterioro de las funciones cognitivas.

“Es esencial para el futuro que podamos predecir qué mujeres desarrollarán síntomas severos con tratamientos antihormonales para poder acompañarlas mejor”, agrega el Dr. Vaz-Luis. Aunque se ha demostrado que la hormonoterapia aporta un beneficio real para evitar recaídas en cánceres hormonodependientes - que representan el 70% de todos los cánceres de mama - la degradación de la calidad de vida puede también tener un efecto negativo en el cumplimiento del tratamiento por parte de las mujeres. Por lo tanto, es importante ofrecerles asistencia para los síntomas más impactantes, en particular los relacionados con la menopausia, los dolores musculoesqueléticos, la depresión, la fatiga severa o la disfunción cognitiva, y combinarla con cuidados de apoyo como el ejercicio físico y las terapias cognitivo-conductuales.

PALABRAS CLAVE