11 diciembre 2019
  • Hola

La cena ‘perfecta’ que aconsejan los nutricionistas para quemar grasa y adelgazar

Repasamos los alimentos más adecuados para huir de una cena copiosa que provoque una difícil digestión

20 nov 2019 / 11:26 H.

La comida que más dudas y preguntas genera es sin duda la cena. ¿Es recomendable cenar poco o nada? ¿Podemos incluir carnes y pescados? ¿Es conveniente que pasen unas horas entre la cena y el momento de acostarse? Una cosa está muy clara, las cenas nunca pueden ser copiosas. La explicación es muy sencilla. Es la única comida del día tras la cual no vamos a movernos, especialmente durante los meses de invierno. Como mucho pasaremos un rato viendo la tele y nos marcharemos a dormir. Eso implica apostar por un menú ligero, saludable y fácilmente digerible.

Según explica “el rincón del deportista” desde su cuenta oficial de Instagram “si no comes bien en la cena vas a quedar con hambre y no vas a descansar bien, y el descanso es fundamental, así que piénsalo bien antes de acostarte con hambre”. “Hay personas cenando solo una galleta o una barra de proteína para perder grasa y es lo menos que logran”, explican. Lo que recomiendan es añadir fuentes de proteínas dado que durante el sueño (aquí te mostrábamos la clave para perder peso durmiendo), 8 horas aproximadamente, el cuerpo descansa y se recupera el tejido muscular tras el entrenamiento. Por lo tanto, lo recomendable es comer pollo, pescado, atún, lomo de cerdo, huevos, queso ricotta, carne de res y hummus.

También es muy importante el incluir vegetales como lechuga, pepino, tomates, cebolla, berenjena, brócoli, calabacín, coliflor, zanahoria, espinaca, espárragos.

“Elige alguna fuente de carbohidratos: si prefieres comer tus carbohidratos en el día al menos elige una fuente de grasas saludables para la cena”. Para ello, lo que recomienda consumir es pan integral, avena, patata, granos, arroz integral y quinoa.

También es importante el consumir grasas saludables. Consume aguacate, yema de huevos, aceite de oliva, semillas y frutos secos.

Tal y como explican desde el “el rincón del deportista” es que “dejes un tiempo prudencial para hacer la digestión antes de dormir, que puede ser de hora y media a dos horas , el sueño es para descansar y la digestión es un proceso que le cuesta energía y esfuerzo a nuestro cuerpo, comer muy cercano a la hora de dormir puede entorpecer nuestro descanso , es allí cuando duermes tus horas completas y despiertas con el mismo cansancio...”.

PALABRAS CLAVE