26 marzo 2019
  • Hola

Esta es la lista de alimentos que creías saludables pero esconden cantidades abusivas de azúcar

Muchos de estos productos camuflan con mensajes engañosos y formatos atractivos los valores de grasas y azúcares saturados

12 mar 2019 / 14:27 H.

No se trata de demonizar el azúcar o dejar de consumirlo radicalmente. Como todos los nutrientes , necesitamos el azúcar para conseguir que nuestro cuerpo funcione correctamente. Sin embargo, hay maneras de conseguir que lo consumamos de forma sana y natural y , sobre todo, saber dónde lo consumimos.

En nuestro país, expertos en nutrición han advertido sobre los peligros del consumo de azúcar entre la población española, que se sitúa en 71,5 gramos diarios, casi el triple de la ingesta recomendada por la Organización Mundial de la Salud (25 gramos), según la encuesta Anibes, de la Fundación Española de Nutrición (FEN).

Por ese motivo, es necesario apuntar a algunos alimentos “engañosos” que nos hacen consumir azúcar sin que nos demos cuenta :

1.- Cereales integrales

Cualquier cereal que sepa muy dulce y que deje la leche del desayuno parecida a una batido de nata, tiene mucha más azúcar de la que parece. Muchas veces se presentan en formatos muy atractivos, con mensajes que prometen cambiar tu linea; sin embargo, superan los límites de azúcar recomendados por la OCU.

Un estudio de mercado realizado por FACUA concluye que 9 de cada 10 cereales que vemos en el supermercado exceden la cantidad de azúcar.

Para elegir una buena opción, nos fijaremos especialmente en la cantidad de azúcar añadido y si contienen alimentos mezclados (pepitas de chocolate, miel, piñones, almendras...). Si comparamos unos cereales con azúcar con otros cereales sin azúcares añadidos veremos que las calorías son las mismas. La cuestión es que efecto hace en nuestro cuerpor ese azúcar que no necesitamos frente a los nutrientes de un buen cereal.

En cuanto a las barritas energéticas para “recuperar energia”, algunas de ellas suman hasta 48 gramos de azúcar por porción.

2.- Pechuga de pavo

Muchas marcas resaltan su sabor salado agregando algo de azúcar. Basta con leer la lista de ingredientes para ver cuáles contienen y cuáles no.

Este es uno de los elementos más engañosos para las personas que deciden empezar una dieta. Estos alimentos ultraprocesados que encontramos en el supermercado solo contienen un 60 % de este ave, y el resto son elementos añadidos como azúcares, sal, jaraves jarabes, proteína de soja o leche en polvo que no tienen nada que ver con el pavo que nos imaginamos.

3.- Yogures

El yogur es uno de los postres más populares después de casi cualquier comida. La apariencia es saludable, o puede que la costumbre y el claro arraigo a nuestros hábitos alimenticios hagan de la calidad nutricional del yogur algo que pase inadvertido. Y puede que la realidad sea esa. Un ejemplo pueden ser los yogures griegos, que cuentan con un menor contenido en azúcares y una mayor cantidad de proteínas. Pero la gran oferta que tenemos de este producto hace que acabemos comprando los más atractivos, pero también los más azucarados. “ Receta pastelera”, “Frutas y miel”, “aroma de canela”. Detrás de estos sabores tan sugerentes, muchos de ellos enfocados a los niños, se encuentran tales cantidades de azúcar añadido que dos yogures de algunas de esas marcas superan los límites recomendados por la OCU al día.

4.- Zumos naturales envasados

Una reciente investigación, publicada en la revista BMJ Open, ha concluido que “un solo zumo o bebida de fruta envasados contiene la cantidad de azúcar máximo recomendable para un niño en todo el día”. La cantidad inaceptablemente alta de azúcares añadidos en zumos envasados se debe a que el sabor dulce no se consigue con la fruta con la que nombran la bebida, ya que esta se encuentra en un porcentaje bastante bajo. Para conseguir el sabor dulce que equipare a una naranja recién pelada, tiene que acudir a estos azúcares dañinos. ¿La solución? Cambiar el zumo “fácil de beber” por una fruta a la que dedicar unos minutos a comer.

5.- Leche de almendras y arroz.

Las leches vegetales son una alternativa muy popular para aquellos que no quieran consumir alimentos de origen animal, les siente mal la lactosa, o simplemente piensen que es una opción más “sana”.

Sin embargo, estas leches comercializadas suelen estar aromatizadas y nos encontramos con aguas azucaradas que se acercan más a un refresco que a una bebida nutritiva. También hay leches vegetales sin azucares añadidos, que podrían ser una buena elección.

6.- Pan de molde

Si crees que el azúcar solo está en aquellos alimentos que saben “dulce” estás muy equivocado. Mientras que la barra de pan sólo es harina con agua y sal, el pan de molde incluye más ingredientes con el objetivo de aumentar el tiempo de conservación.

El pan que utilizamos para los bocadillos y sandwiches añade azúcares a la mezcla , que busca texturizar la miga o potenciar el sabor de “pastel”. La mejor opción es comprar el pan en tu panadería de siempre.

7.- Bebidas isotónicas

En muchos casos contienen menos minerales de los necesarios para recuperarse tras el ejercicio y una cantidad de azúcar que lo suple que supera lo recomendado. Hasta un determinado punto, las personas que acaban de terminar de hacer deporte pueden “necesitarlo”. El problema surge cuando se toman esas bebidas en la comida o sustituyendo a un buen vaso de agua.

MANERAS DE REDUCIR EL CONSUMO DE AZÚCAR

La mejor forma de dejar de consumir tanto azúcar es cambiar cambiar los ultra procesados, con envases llamativos y apetecibles por alimentos naturales cuyos ingredientes sean ellos mismos o que cuenten con un máximo de 5 en su etiqueta, según Carlos Rios, creador del movimiento “realfooding”.

Otra medida fundamental es leer con atención las etiquetas de los productos. Por ley, en todos los alimentos tiene que figurar la cantidad de azúcares por porción o por cada 100gr que posee el alimento que estás adquiriendo. Si contiene más de un 15% , es elevado en azúcar; si contiene 0,5 gr o menos, se puede clasificar como “libre de azúcares”.

Otro consejo a tener en cuenta es que algunas empresas pueden “camuflar” su contenido de azúcar denominándolo de otra forma. La palabra escrita en este caso sería glucosa, dextrosa o almíbar de...

En la web sinazucar.org, analizan el azúcar que contienen diversos productos y lo representa en terrones al lado de la imagen de los mismos,

PALABRAS CLAVE