22 noviembre 2019
  • Hola

Carbón activado para adelgazar. Pura dinamita para el organismo

Esta dieta para perder peso que han puesto de moda algunos famosos tienen unos efectos perniciosos para la salud

16 oct 2019 / 17:15 H.

Muchos nutricionistas se han convertido en auténticas estrellas de las redes sociales con sus consejos para llevar a cabo una alimentación saludable. Una actitud loable que está poniendo de manifiesto los peligros de los alimentos ultraprocesados y defiende una apuesta por la conocida como ‘real food’. Pero el mismo tiempo, el poder de las redes sociales también está ayudando a algunos indocumentados a propagar falsas dietas para perder peso que tienen unos efectos muy perniciosos para la salud. Una de ellas es el consumo de carbón activado para adelgazar.

¿Qué es el carbón activado? Este compuesto es una estructura porosa que se obtiene calentando cáscaras de coco hasta carbonizarlas y procesando después su ceniza con agua o vapor a altas temperaturas. Como resultado se obtiene un producto con gran capacidad de absorción que a veces se emplea en medicina para tratar las sobredosis de medicamentos y la ingestión de productos tóxicos. Sus defensores dicen que ayuda a eliminar las toxinas del organismo y por eso se incorpora a recetas de galletas, batidos e incluso pizzas. La entusiasta defensa del producto que la actriz Gwyneth Paltrow emprendió en su blog ‘Goop’ ha popularizado el carbón activado en EE.UU. y su fama ha saltado el charco: en Europa ya puede encontrarse esta sustancia en los lineales de algunos supermercados.

Pero lo que pregonan sus defensores, nada tiene que ver con la realidad. El carbón vegetal no tiene propiedades quemagrasas, ni es capaz de bloquear la absorción de los nutrientes. Aunque secuestra toxinas, metales pesados o cualquier sustancia perjudicial, el carbón vegetal activado no es selectivo, por lo que atrapa también nutrientes como vitaminas, minerales o fitoquímicos con acción antioxidante que son necesarios para la salud.

El problema surge cuando el consumo de carbón activado para adelgazar se convierte en un hábito. Un exceso de este producto puede provocar neumonitis, una inflamación o rigidez de la pared de los pulmones debido a la aspiración del carbón activo en polvo. También puede provocar piedras fecales y dar lugar a una obstrucción intestinal.