24 febrero 2021
  • Hola

“Ya que estás aquí te hago un test”

Aunque la premisa es que todos los sospechosos de COVID de la capital se traten en el punto de San Juan, los centros de salud siguen realizando test que los propios médicos pueden solicitar según su criterio

Ir al médico por un dolor de espalda y salir con una PCR. Lo llaman ‘cribado asistencial’ y fomenta la realización de test diagnósticos en los centros de salud y las salas de espera de Urgencias por iniciativa propia del médico.

Lo avanzó la pasada semana —sin entrar en demasiados detalles— el presidente de la Junta como una estrategia para potenciar el uso de los test de antígenos. Apuesta por realizar pruebas a pacientes que están a medio camino entre lo aleatorio -sólo de forma preventiva- y la baja sospecha: con síntomas que no son claramente COVID, pero el médico aplica la denominada ‘sospecha a la demanda’: le encarga un test porque le parece oportuno descartar la más mínima duda.

“La premisa desde hace semanas es centralizar toda la atención al coronavirus en dos puntos de la ciudad: el Punto COVID para los sospechosos que tengan síntomas claros, y el centro de salud de Capuchinos para los que sean contactos estrechos de un positivo confirmado”, explican desde la Gerencia de Atención Primaria. Del mismo modo, en la provincia existen otros seis puntos de atención para los contactos de sospechosos: Béjar, Peñaranda, Guijuelo, Ciudad Rodrigo, Vitigudino y Tamames.

Tanto si un paciente llama al teléfono del coronavirus, como si es derivado desde su centro de salud, la instrucción es que sea atendido en el Punto COVID. “Allí se les hace un test de antígenos en la zona que se ha habilitado en un garaje del edificio. Si das positivo continúas el circuito por las consultas de la calle Maldonado Ocampo. En cambio, si das negativo, pero eres de alta sospecha se te practica allí mismo una PCR. Cuando se conozca el resultado se te comunica: si es positivo regresas a Maldonado Ocampo y si es negativo pasarás al circuito no COVID que hay en la calle Valencia y donde te podrán tratar de tu problema”, especifican.

Este punto COVID busca descargar de coronavirus los centros de salud para recuperar la atención presencial al resto de enfermedades. En cambio, desde hace pocas fechas se está volviendo a ver a pacientes someterse a pruebas diagnósticas en los barrios. “Puede ser un paciente de riesgo que acude por una visita rutinaria, o alguien que se siente mal y al médico le hace sospechar. Si lo ve oportuno, le encarga un test de antígenos o PCR con la ventaja de que la hacen al momento, pero están siendo casos excepcionales. El martes, por ejemplo, se hicieron en La Alamedilla 28 test de antígenos y 8 PCR”, apuntan.

Esta práctica vuelve a generar escenas de pacientes haciendo cola en la calle con temperaturas que ayer fueron de siete grados bajo cero. Desde Primaria argumentan que es un problema que varía en cada centro de salud. Mientras que en centros como Universidad Centro o Miguel Armijo, por ejemplo, sí se realizan estas pruebas a cubierto, otros como La Alamedilla las hacen en la calle y no se considera posible trasladarlas a un espacio interior. “Estas pruebas suelen coincidir a la misma hora de las analíticas, además de las consultas, y el espacio de las salas de espera en algunos centros es limitado. Sería complicado meter a muchas más personas respetando el espacio que garantice su total seguridad”, reconocen. Por otra parte, varios centros de salud promueven la realización de pruebas desde el automóvil y eso hace que el punto de toma se haya montado a pie de carretera.

Ver Comentarios

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png