Borrar
Cientos de personas por la Rúa. ALMEIDA
Vuelve la 'sangría' demográfica a Salamanca: no hay suficiente inmigración

Vuelve la 'sangría' demográfica a Salamanca: no hay suficiente inmigración

Después de meses de crecimiento, la población vuelve a descender porque se marchan más locales y llegan menos extranjeros

Lunes, 13 de mayo 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Después de nueve meses sumando población, Salamanca se ha convertido en la cuarta provincia española que más habitantes perdió en el primer trimestre de este año, solo por detrás de Zaragoza, Córdoba y Badajoz. Con 747 habitantes menos que en enero y 272 menos que doce meses antes, regresa a este territorio la «sangría» demográfica que parecía estar quedando atrás en los dos últimos ejercicios. Dos son los principales motivos: la desaparición de casi un millar de españoles del censo de la provincia en los tres primeros meses de 2024, y que la llegada de extranjeros ha caído al nivel más bajo en casi tres años, desde primavera de 2021, cuando se vivía la tercera ola de la covid. Con ello, la inmigración ya no resulta suficiente para compensar el 'éxodo' de los locales. Según los datos recién publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), Salamanca tenía el pasado 1 de abril 326.415 habitantes, 747 menos que los que tenía al comenzar el año. Es el resultado de la pérdida en el primer trimestres de 993 ciudadanos de nacionalidad española que residían en la provincia combinada con el empadronamiento de solo 246 extranjeros, cuyo asentamiento en los municipios charros ha sido el principal motivo del crecimiento demográfico de los últimos años.

Pese a tener una población cada vez más envejecida, el drástico descenso de los vecinos de nacionalidad española no es producto de la mortalidad sino del 'éxodo' a otros lugares. Conforme a la estadística del INE, son 991 los salmantinos con edades comprendidas entre los 25 y los 60 años los que abandonaron la provincia durante los tres primeros meses del año. Solo 40 de ellos habrían hecho las maletas para irse a otro país, de lo que se desprende que la mayoría 'emigraron' a otras provincias.

Vinculación con el empleo

La serie histórica muestra que es habitual que Salamanca pierda población, en edad de trabajar, durante el primer trimestre de cada año. ¿Cuál es el motivo? Aunque pueden ser múltiples las causas de esta repetitiva tendencia anual, es muy probable que esté vinculado al empleo y a la fuerte dependencia que este tiene de la estacionalidad en Salamanca. De enero a abril es el periodo en el que históricamente más aumenta el paro porque se corresponde con la temporada baja del sector turístico, uno de los que más depende la economía salmantina. De hecho, este año en esos cuatro meses el número de desempleados en la provincia aumento en 897. Por ello, son los meses en los que más población se marcha a otros lugares en busca de mejores oportunidades laborales.

Pero esa fuga de población española de la provincia no se produce entre los extranjeros. De hecho, en el primer trimestre volvieron a aumentar. En el mismo periodo de tiempo, aumentó la población llegada de otros países en todas las franjas de edad. Pero, el 75 %, 184 de los 246 nuevos salmantinos de origen extranjero, tienen entre 25 y 65 años, es decir, se asentaron a la provincia en edad de trabajar. En cualquier caso y a diferencia de los tres trimestres anteriores, llegaron menos que españoles se marcharon. Por cada cuatro nacionales que dejaron la provincia, esta recibió un nuevo vecino nacido en otro país.

Los principales países de origen de los inmigrantes no han variado en más de un año. Entre enero y marzo, llegaron 120 colombianos, 140 peruanos y 110 venezolanos, las mismas nacionalidades de casi dos mil vecinos que se han asentado en la provincia en los doce meses anteriores. Frente a ello, además de cuarenta españoles, también se marcharon al extranjero 30 rumanos, los mismos colombianos empadronados en Salamanca que se fueron a otros países en busca de nuevas oportunidades.

Una juventud más multicultural

El gran peso que la inmigración ha tenido en la evolución demográfica de Salamanca supone un cambio entre generaciones. Entre los salmantinos mayores de 70 años, menos de un 2 % de la población —menos de 1.400 personas— nació en el extranjero, mientras que uno de cada cinco jóvenes de entre 25 y 35 años, concretamente 6.261, procede de otro país. Es la edad con la que llega un mayor número de inmigrantes.

En las últimas dos décadas, la población de la provincia ha experimentado un importante cambio. No solo porque ha perdido un 5,6 % de sus habitantes, más de 19.000, sino también porque la natalidad ha dejado de ser el principal freno a un mayor descenso demográfico en favor de la inmigración. Desde enero de 2024 los habitantes de nacionalidad española en Salamanca son 31.500 menos, lo que representa una caída del 9,35 %, mientras que quienes dejaron atrás sus países de origen para vivir aquí son ahora más del doble, un 144 % más, al pasar de menos de 8.500 a 20.700.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios