Borrar
Una de las fotografías expuestas en el Archivo Histórico Provincial.

El fotógrafo holandés que ha sacado imágenes hasta ahora desconocidas de la Salamanca de 1988

El Archivo Histórico Provincial acoge la exposición 'Salamanca 1988', en la que el fotógrafo holandés Flip Franssen da a conocer cómo era por aquel entonces el centro histórico de la ciudad y el Barrio de San Vicente

Elena Martín

Salamanca

Martes, 16 de abril 2024, 12:03

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Conocer el pasado de Salamanca tirando de carrete. Es la oportunidad que, desde este martes, brinda el Archivo Histórico Provincial de la capital del Tormes. Lo hace acogiendo la exposición del fotógrafo holandés Flip Franssen, que, a golpe de clic y a través de imágenes analógicas en blanco y negro, refleja cómo era la ciudad a finales del siglo XX y, en concreto, cómo eran su casco histórico y el Barrio de San Vicente en el año 1988.

Esta exhibición, fruto del acuerdo de colaboración que el Archivo Histórico Provincial ha firmado con el fotógrafo neerlandés, quien ha cedido todas estas imágenes de forma desinteresada a su sala de exposiciones, permanecerá visible para salmantinos y turistas hasta el mes de agosto y podrá visitarse de lunes a viernes de 9:00 a 14:00 horas.

Nacido en Holanda en el año 1956, Flip Franssen ha trabajado durante gran parte de su trayectoria en la fotografía editorial y de reportajes. Concretamente, lo lleva haciendo desde el año 1980. También ha publicado varios libros, los cuales, junto a sus trabajos fotográficos, le han llevado a recibir reconocimientos en el Silver Camera Award -el galardón más prestigioso del mundo de la fotografía en los Países Bajos-.

Respecto a su aportación a los anales de la historia salmantina, cabe destacar que tiene su origen en el viaje que realizó a la capital del Tormes en el año 1988. Lo hizo con el objetivo de aprender español apuntándose a un curso y poder viajar a Sudamérica. Por este motivo, ingresó en el Colegio de España de Salamanca. Fue durante ese tiempo cuando se enamoró del ambiente que se respiraba en el centro histórico charro y de los grandes monumentos que guardaban leyendas, mitos e historias impactantes, los cuales 'grabó' en su memoria con su cámara en mano. De esta forma, en todas y cada una de las fotografías expuestas en el Archivo Histórico Provincial, se puede observar la pasión que Franssen sentía por la historia, la arquitectura y la vida cotidiana salmantinas.

Como curiosidad, cabe destacar que, al hacerse estas fotografías en un momento en el que España acababa de entrar en la Unión Europea, cuando se necesitaba una buena inversión para el arreglo y el mantenimiento de muchos barrios, la exposición asume un papel reivindicativo, con el que se rememora todo lo que se vivió por aquel entonces en una Salamanca predigital, donde el revelado y la impresión estaban al alza.

Fue haciendo 'Salamanca 1988' cuando Flipp Franssen se enamoró por completo de la diversidad que siempre ha caracterizado a Salamanca y a España.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios