Borrar
Un taxi, en las inmediaciones de las Urgencias del Hospital.
Urgencias Pediátricas, a tope de infecciones respiratorias

Urgencias Pediátricas, a tope de infecciones respiratorias

El servicio de Pediatría lleva una semana en alerta por si tuviera que abrir una nueva planta de ingreso

Javier Hernández

Salamanca

Jueves, 7 de diciembre 2023, 10:36

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las Urgencias Pediátricas del Hospital de Salamanca están viviendo una semana frenética, con cifras cercanas a las 140 atenciones en un solo día.

La mayoría de estos pacientes son niños aquejados de infecciones respiratorias propias del invierno y las más temida es la bronquiolitis, porque genera la mayoría de los ingresos.

Por este motivo, el servicio de Pediatría ha permanecido alerta durante toda la semana por si fuera necesario habilitar una nueva planta de ingreso. Hubo un momento crítico a comienzos de semana en el que parecía inevitable tener que abrir otro área de ingreso a tenor de la información que subía desde el área de Urgencias, pero «por el momento» no está siendo necesario.

Este incremento de la incidencia de las infecciones respiratorias está demostrando un dato que ya apuntaron profesionales del Hospital hace un par de semanas: que el medicamento estrenado este año para proteger frente al VRS (virus respiratorio sincitial) que ocasiones la mayoría de bronquiolitis está siendo efectivo. «Aunque es pronto para dar conclusiones sobre la epidemia. A juzgar por el número de ingresos y sus edades, parece que el Niservimab funciona muy bien», apunta el jefe de Pediatría, Eduardo Consuegra.

Lo llamativo de los ingresos por bronquiolitis en la UCI pediátrica es que son niños con varios meses de vida y que, por tanto, no han recibido el Niservimab, que se comenzó a administrar a los niños nacidos desde el 1 de marzo de 2023.

También es llamativo que varias bronquiolitis que han terminado en UCI no son provocadas por el VRS, sino por otro tipo de adenovirus más propios del resfriado común.

Con el mes de diciembre acercándose a su ecuador, las curvas de incidencia no son alarmantes -nada que ver con la del pasado año- y invitan a los especialistas a confiar en que esta temporada epidémica pueda ser llevadera.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios