Borrar
Las mejoras se enmarcan en la política de Unicaja, uno de los principales bancos del sistema financiero español.
Unicaja mejora sus Planes Cero para la exención de comisiones
CONTENIDO PATROCINADO

Unicaja mejora sus Planes Cero para la exención de comisiones

Los clientes que cumplan determinados requisitos de vinculación no pagarán por mantenimiento o administración de sus cuentas ni por transferencias online

Domingo, 26 de mayo 2024, 05:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En su apuesta por fidelizar a sus clientes, Unicaja trabaja día a día para ofrecerles productos con los que dejar a cero las comisiones a cobrar, en función del cumplimiento de determinados requisitos de vinculación.

Precisamente, con un gran arraigo y conocimiento tanto de su clientela como de los territorios en los que opera, especialmente de Castilla y León, donde cuenta con profundas raíces y una estrecha vinculación, Unicaja ha mejorado las condiciones de sus Planes Cero, de forma que los clientes adheridos y que cumplan unos requisitos no pagarán comisiones en sus cuentas por servicios como mantenimiento y administración o transferencias online.

Esta iniciativa supone un paso más en la mejora de los productos y servicios de la entidad, con el foco puesto en el cliente, al que le permite disponer de programas de exención con los que eliminar o reducir el pago de las comisiones más habituales.

Las mejoras se han aplicado de forma automática a aquellos clientes adheridos a cualquier Plan Cero de los que comercializa la entidad, siempre que cumplan los requisitos propios de cada programa, sin que hayan tenido que realizar, por tanto, ningún trámite. También podrán beneficiarse aquellos que se sumen por primera vez a este programa de exenciones, disponible a través de las oficinas de Unicaja.

Mejoras de Planes Cero

La principal novedad es que la exención de comisiones por mantenimiento de cuenta, por administración o por transferencias online se extiende a todas las cuentas en las que el cliente sea titular, salvo que este se encuentre adherido al programa de 'Tarifa Plana'. Asimismo, se mantiene que no tenga que pagar la comisión de mantenimiento de su tarjeta de crédito.

A partir de ahora, además, entre los productos contemplados para poder beneficiarse del Plan Cero, se incluyen también los saldos a la vista (cuentas de ahorro y corrientes) y los depósitos a plazo, además de los considerados hasta el momento (fondos de inversión, planes de pensiones o seguros de ahorro).

Las mejoras se extienden a las opciones específicas del Plan Cero para los segmentos de clientes particulares, autónomos, agrarios, ganaderos y profesionales, permitiendo vincularles en función de sus necesidades ya sean personales, de negocio o profesionales.

Condiciones para beneficiarse de estos planes

Para beneficiarse de los Planes Cero, es necesario reunir una serie de condiciones, resumidas en dos opciones. La primera de ellas pasa por la domiciliación de nómina, pensión o desempleo por importe neto igual o superior a 600 euros (o bien ingresos recurrentes por una cantidad de 7.200 euros o más en el último año, con al menos un ingreso mensual en seis de los 12 meses), así como un consumo en tarjetas de crédito por 1.200 euros anuales o más o un mínimo de dos operaciones mensuales.

Los clientes autónomos y profesionales tendrán que cumplir la condición anterior de ingresos recurrentes, pudiendo cambiar el consumo en tarjeta por facturación mensual de al menos 600 euros al mes a través de TPV de su comercio.

En ambos casos, el cliente ha de ser titular de productos por importe total igual o superior a 6.000 euros, ya sean fondos de inversión, planes de pensiones, seguros de ahorro o saldos en vista o plazo, o, en su lugar, tener contratado uno o varios seguros, distintos del seguro de ahorro, cuya suma de las primas pagadas al año sea de 100 euros o más.

La segunda opción contempla contar con saldos por importe total igual o superior a 20.000 euros (fondos de inversión, planes de pensiones o seguros de ahorro), y sumar a ello bien un consumo en tarjetas de crédito de al menos 1.200 euros anuales o un mínimo de dos operaciones mensuales, bien tener contratado uno o varios seguros, distintos del seguro de ahorro, cuya suma de las primas sea, como mínimo, de 200 euros.

Igualmente, los autónomos podrán optar por cambiar el consumo de tarjeta por la facturación de un mínimo de 600 euros al mes para su comercio.

Estas mejoras se enmarcan en la política de Unicaja, uno de los principales bancos del sistema financiero español, de situar siempre al cliente en el centro de su actuación. De hecho, se distingue por ser una entidad sólida, cercana y abierta a la sociedad, con un gran arraigo y conocimiento de su clientela.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios