23 mayo 2019
  • Hola

Un nuevo turno de noche atenderá la alta demanda de diálisis en Salamanca

El nuevo horario de 20:00 a 00:00 horas facilita la asistencia a los pacientes que están en edad laboral. 155 salmantinos tienen que acudir tres días a la semana durante cuatro horas

13 mar 2019 / 16:08 H.

El Complejo Asistencial de Salamanca ha abierto un nuevo turno de noche para atender la alta demanda de pacientes con hemodiálisis. La nefróloga del Hospital Tamara García indicó que la decisión se avala tanto en el número de usuarios —actualmente tienen que acudir al Hospital a las sesiones de diálisis 155 salmantinos— como en la necesidad de facilitar la asistencia de aquellas personas que trabajan o buscan empleo mientras que reciben el tratamiento.

Este nuevo tramo horario se ha habilitado en una franja poco habitual de 20 a 00:00 horas en el Hospital para facilitar la conciliación. Y es que, según explicó el presidente en funciones de Alcer, Paco Hernández, una de las principales trabas con las que luchan los pacientes jóvenes es poder compartir el trabajo con el tratamiento. “A pesar de que se tratan de adaptar los horarios, las empresas ponen muchas reticencias”. Tanto profesionales como pacientes verán en el nuevo Hospital una ampliación de las salas de diálisis.

Con motivo del Día Mundial del Riñón que se conmemora este jueves, 14 de marzo, tanto expertos como familiares de pacientes hacen un llamamiento a la prevención frente a la “enfermedad silenciosa”. “La insuficiencia renal es una enfermedad poco conocida y silenciosa. No duele y no da síntomas hasta que ya es grave”, explica Hernández. En cifras, en el mundo hay 850 millones de pacientes renales de los que 2,4 fallecen cada año. En España son 7 millones, de los que 60.000 están en diálisis. La especialista en Nefrología ofrece la realidad de Salamanca donde se trata en diálisis en el Hospital a 155 salmantinos, mientras que 25 es diálisis peritoneal, es decir la pueden recibir en su propio domicilio. Durante el pasado año, el Complejo Asistencial de Salamanca realizó 68 trasplantes de riñón de los que la mayoría fueron de donante cadáver. En este aspecto, recordó la complejidad de la donación en asistolia —a corazón parado— de la que el Hospital cuenta con un protocolo desde el pasado año. La donación en asistolia se realiza en aquellos pacientes que sufren un daño cerebral irreversible y que no son capaces de vivir sin ayuda. Se procede entonces a retirar el soporte vital al enfermo y tan pronto como el corazón deja de latir se extraen los órganos necesarios. En los últimos años con la reducción drástica de los accidentes de tráfico la escasez de órganos útiles para ser trasplantados ha provocado que la Organización Nacional de Trasplantes (ONT) explore nuevas vías para conseguir órganos.

Entre los hábitos importantes para la prevención, Hernández señaló la importancia de hacer ejercicio físico a diario, evitar el sedentarismo, el tabaquismo, el alcohol y alimentarse con una dieta mediterránea. “Hay que educar desde niños para conseguir hábitos saludables”, explica Hernández. “Con la edad no podemos hacer nada, pero sí podemos actuar sobre el resto de componentes que influyen sobre las enfermedades del riñón”, destacó la especialista que señala la Atención Primaria como uno de los pilares sobre los que sustentar el cambio de hábitos y la detección precoz. En este sentido, señaló la importancia de hacerse revisiones periódicas al superar la barrera de los 65 años en una enfermedad que afecta a uno de cada 7 adultos en todo el país.

PALABRAS CLAVE