26 mayo 2022
  • Hola

Un equipo puntero para diseñar medicinas para el pulmón llega a Salamanca

Los investigadores del Departamento de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad utilizarán el nuevo liofilizador para avanzar en el desarrollo de fármacos inhalados por la boca

17 ene 2022 / 19:48 H.
Ver Comentarios

Obtener medicamentos para patologías pulmonares aptos para su inhalación por la boca en forma de polvo seco. Ese es el objetivo principal que persiguen investigadores del Departamento de Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Salamanca con el nuevo liofilizador que ya tienen en funcionamiento en los laboratorios de la Facultad de Farmacia, un aparato de última generación similar a los que utilizan en la industria para llevar a cabo este proceso que consiste en eliminar el agua de un producto a bajas temperaturas. Primero se congela el producto y después se elimina el hielo por un proceso de sublimación por el que directamente el hielo se transforma en vapor mediante el uso de bajas presiones.

La administración de fármacos por mucosas es una alternativa muy interesante frente a los inyectables, asegura Amparo Sánchez

“Otras universidades y grupos de investigación tienen equipos de liofilización, nosotros también tenemos dos, pero son muchos más sencillos. Este equipo está asociado a un software que te permite programar el proceso y optimizarlo para cada tipo de medicamento. Es un proceso complejo, con condiciones extremas de temperatura y presión, cuya optimización requiere un registro de los sucesos y cambios de estado del producto. Gracias al software, se pueden analizar e interpretar estos eventos, lo que permite adaptar el ciclo de liofilización a cada producto en particular y facilita el ‘escalado’ a nivel industrial”, explica Amparo Sánchez Navarro, la catedrática del Departamento de Ciencias Farmacéuticas que lidera el proyecto de investigación “Liposomas para la administración pulmonar de fármacos” con el que la Universidad consiguió el apoyo de la Junta de Castilla y León para la adquisición de esta tecnología, por un importe cercano a los 140.00 euros, dentro de la convocatoria de subvenciones para la adquisición de equipamiento científico compartido en el marco de las Infraestructuras en Red de Castilla y León (Infrared). Sánchez insiste: “Por sus características técnicas, el equipo facilita la investigación traslacional en diferentes áreas de investigación, en especial las relacionadas con el desarrollo de medicamentos innovadores”.

Mejora de la calidad de vida

El diseño de nuevos medicamentos inhalables se traduce en aumento de calidad de vida de los pacientes. Es en este aspecto en el que quieren incidir los investigadores de la Universidad de Salamanca, ya que las patologías pulmonares han crecido de forma exponencial en los últimos años y, según los especialistas, se prevé que sigan creciendo. El nuevo liofilizador que el Departamento de Ciencias Farmacéuticas recibió a finales de 2021 permitirá implementar una plataforma tecnológica de desarrollo de vehículos farmacéuticos de liberación selectiva y controlada de fármacos, un importante avance que se puede aplicar desde a antibióticos a antifúngicos, pero también a los llamados fármacos biológicos, ámbito en el que ha adquirido mucha fuerza, incluyendo las vacunas, debido a la inestabilidad de este tipo de productos biológicos. “Tenemos el objetivo de conservar, preservar y buscar formulaciones alternativas, que sean inhalables o de administración a través de otras mucosas como la nasal, bucal, etc.”, insiste la catedrática y hace hincapié en que es una alternativa muy interesante frente a los inyectables, también en el caso de las vacunas. “En nuestro caso, trabajamos con formulaciones de inhalación bucal porque buscamos un efecto sobre los pulmones para tratar patologías respiratorias, pero también consideramos la nasal porque el polvo liofilizado es una buena opción”, indica.

Precisamente, en el último año se ha hablado mucho sobre las vacunas, la necesidad de almacenarlas a temperaturas muy bajas y sus vías de administración. Las vacunas de ADN o ARN mensajero para la covid-19 son un buen ejemplo de la importancia de la liofilización y ponen de manifiesto el interés de encontrar un proceso de estabilización que evite la necesidad de almacenarlas a bajas temperaturas. “Estas vacunas no son estables a largo plazo en disolución, por lo que hay que conservarlas congeladas a temperaturas muy bajas y descongelarlas justo antes de su administración puesto que, de momento, no se han encontrado las condiciones adecuadas para su conservación por desecación”, comenta Sánchez.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png