06 agosto 2020
  • Hola

Un claustro ‘rescatado’ de la clausura

En una ciudad aún sin turistas, una decena salmantinos aprovechan el penúltimo día del Estado de Alarma para conocer la última joya arquitectónica abierta por Las Edades

20 jun 2020 / 21:48 H.

Coincidiendo con el fin del Estado de Alarma, la Fundación Las Edades del Hombre ha “rescatado” de la clausura una joya arquitectónica de 1788, un patio en el que durante siglos tan solo han resonado las oraciones de Las Clarisas. Desde ayer, el claustro del Monasterio de la Anunciación, más conocido como Las Úrsulas, está abierto al público, un atractivo más con el que la ciudad del Tormes tratará de atraer a los viajeros en el salto a la “nueva normalidad”.

Ni colas ni aglomeraciones, en una Salamanca que aún no puede recibir turistas y que aún está “despertando” del confinamiento, tan solo una decena de personas, todos residentes en la ciudad, se acercaron ayer al convento para adentrarse en este espacio que tan solo se abrió al público en la inauguración del museo en el que Las Edades ha convertido Las Úrsulas.

Se trata de un claustro cuadrado de 27 metros de lado y con una anchura de 3,4 metros en los corredores. Dividido en dos plantas, contrastan la diferencias entre ellas.

En la baja, arcos carpaneles sobre machones. Y la superior, cerrada con ventanas. Obra atribuible a Jerónimo García de Quiñones, quien trabajó en las obras de culminación de la Clerecía y reconstruyó el claustro de la Catedral Vieja tras los daños provocados por el terremoto de Lisboa, data del siglo XVIII. El monasterio emprendió su reedificación, según el esquema ideado por Andrés García de Quiñones, padre del autor del claustro y responsable de la culminación de las obras de la Plaza Mayor, para los colegios de la Vega y de la Magdalena —destruido por los franceses en 1812—.

El Convento de la Úrsulas ha abierto camino en el proceso de desescalada de la Salamanca monumental. Tras el Edificio Histórico de la Universidad, que lo hizo en fase dos, es el primer espacio que comienza a recibir visitantes y, tras él, desde el próximo lunes lo harán La Clerecía, con la exposición “Scala Coeli”, la Casa-Museo Unamuno y el Palacio de Monterrey. Le seguirán San Millán, la Veracruz y el Centro de Interpretación de la Muralla, entre otros.

PALABRAS CLAVE