16 septiembre 2019
  • Hola

Un borracho, un marido enfermo y la segunda suplente que acabó siendo vocal: las anécdotas de la jornada electoral en Salamanca

Situaciones curiosas que se han repartido por la capital y la provincia

26 may 2019 / 19:42 H.

Este domingo electoral ha dejado algunas situaciones más que curiosas en las mesas electorales de Salamanca. Algunas han obligado a retrasar algún tiempo las votaciones, mientras que otras han provocado que los a priori “suplentes” hayan tenido que pasar un domingo diferente al que esperaban.

A primera hora de la mañana, durante la constitución de las mesas, en la Iglesia Vieja de Pizarrales uno de los vocales se ha presentado habiendo bebido algo más que el café del desayuno. Por razones obvias, ha sido el vocal suplente el que ha tenido que ocupar su lugar, mientras que él se ha retirado a “recuperarse”.

En el colegio María Auxiliadora de Salamanca, ha sido uno de los suplentes el que, por motivos de salud y al sufrir una indisposición en la puerta del centro, no ha podido entrar a la mesa. Sus familiares lo han acompañado sin mayores consecuencias.

Por otra parte, los votantes que han acudido al colegio Giner de los Ríos, en el barrio Vidal de la capital, se han encontrado con el acceso principal en obras. Había que dar un rodeo para entrar, pero no estaba señalizado y la confusión inicial se ha terminado resolviendo.

Una mujer ha intentado votar por su marido, que se encontraba enfermo, en el colegio León Felipe de Salamanca. Se ha presentado en la mesa con las papeletas del susodicho, pero el presidente le ha explicado que no podía hacerlo.

Continuando en la capital, ha sido en el colegio electoral situado en el paseo de la Estación donde Lola, que iba como segunda suplente de presidente de mesa, ha terminado como vocal por la ausencia del titular y los suplentes correspondientes. Menos mal que había llevado calzado cómodo, decía, después de avisar a su marido de que hoy no iba a ir a comer a casa.

En Béjar, el Partido Popular ha denunciado a la Junta Electoral que un coche de Ciudadanos circulaba por la localidad con propaganda del partido, algo que está prohibido desde el pasado viernes.

También en la provincia, en este caso en Peñaranda, la votación tuvo que suspenderse durante unos minutos porque los apoderados de Vox advirtieron que faltaban sus papeletas para las elecciones europeas. Finalmente, se repusieron y todo continuó sin problemas.