Borrar
Cruceristas se disponen a tomar el autobús de vuelta a su barco. ALMEIDA
El turismo de crucero toma impulso en Salamanca

El turismo de crucero toma impulso en Salamanca

El año pasado llegaron 35.000 viajeros a través de los barcos que recorren el Duero desde Oporto hasta la provincia. La Concejalía de Turismo apuesta por la gastronomía y por sumar más espacios de interés para incrementar las estancias

Belén Hernández

Salamanca

Jueves, 14 de septiembre 2023, 21:16

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La cifra de visitantes que llegan a Salamanca a través de los cruceros por el río Duero no para de subir cada año. Este ejercicio acabará superando ampliamente los 40.000 turistas, según la información facilitada a la Consejería de Turismo por las navieras que incluyen la visita a la ciudad del Tormes, cuando el año pasado cerró con 35.000. El objetivo que plantea el sector es lograr que en su mayoría duerma una noche o más en la ciudad, lo que incrementaría notablemente el gasto por persona y día.

El flujo de cruceristas es creciente en Salamanca, un colectivo que en su mayoría tiene un perfil muy atractivo para los hosteleros y los negocios de la ciudad: jubilados y trabajadores con profesiones liberales con un poder adquisitivo medio-alto. Además, otra característica de este tipo de visitantes es que ayuda a desestacionalizar la actividad del sector hostelero, ya que llegan a Salamanca entre los meses de marzo y noviembre, periodo en el que están abiertas las exclusas del Duero que permiten a los barcos llegar hasta los muelles de Vega Terrón y Barca d´Alba.

La gastronomía y la ampliación de los espacios visitables de la ciudad son las herramientas por las que apuesta el concejal de Turismo, Ángel Fernández Silva, para que eleven su estancia en la ciudad «y si en vez de una noche son dos, mejor que mejor». Para Silva la buena noticia es que cada vez llegan más las personas por esta vía, «pero el inconveniente es que se quedan poco». Apuesta por demostrar que Salamanca no es una ciudad para visitar en una jornada y para ello considera que puede ser de gran ayuda la próxima incorporación de los barrios del Oeste y Bretón en las rutas turísticas. En este sentido, antes de la crisis la Cámara de Comercio de Salamanca inició un proyecto para incrementar las opciones de este colectivo y a la vez fomentar los productos y la gastronomía local. La entidad cameral se reunió con parte de los comercializadores de estos viajes para ofrecer visitas a la Casa de la Tierra en las que mostrarles artículos y productos gastronómicos de la provincia, incluyendo catas y visitas para ver cómo se elaboran.

Proyecto a retomar

«El problema es que al llegar la pandemia el proyecto se quedó en el aire», explica el secretario general de la entidad cameral, Emilio Checa, consciente de que este es un turismo «de calidad». Ahora, una vez superada la declaración de pandemia, mantiene su intención de recuperar el contacto. «Nosotros nunca hemos desistido y ellos necesitaban ampliar los servicios», añade. En cuanto a las características de los cruceristas que llegan por el Duero a la capital, cabe destacar que aunque en el verano buena parte de los clientes de las navieras son de origen español, el resto del año viajan desde varios países de Europa y Estados Unidos casi en su totalidad. Según Tomás Fernández, director comercial de España de Croise Europe, el Duero es el tercer río con más barcos de los operan en el continente europeo. «Nosotros trabajamos con seis, el máximo que podemos, y movemos aproximadamente a 1.000 personas cada semana», explica Fernández.

De ellas el 80% opta por la excursión de un día a Salamanca, ya que es una de las ofertas preferidas por sus clientes. La mayoría pasa solo un día en la capital del Tormes, donde disfrutan de un recorrido por la zona monumental, tiempo libre y comida, para regresar de nuevo al barco en autobús. Por eso el objetivo es que alarguen la estancia y que generen más ingresos en hoteles, restaurantes y comercios.

La Concejalía de Turismo estima el gasto de los visitantes que llegan a la ciudad es de 150 euros al día de media por persona si se alojan en hoteles de 4 o 5 estrellas, que sería el caso de los cruceristas. De esta cifra casi la mitad corresponde a compras que se efectúan en restaurantes y establecimientos comerciales de la capital.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios