Borrar
Bajos de un edificio de la calle Don Bosco en proceso de transformación en apartamentos para uso residencial. ALMEIDA.
Tantas peticiones para transformar locales en pisos en Salamanca como en todo el año 2022

Tantas peticiones para transformar locales en pisos en Salamanca como en todo el año 2022

El Ayuntamiento recibe 16 solicitudes para convertir lonjas comerciales en viviendas desde el pasado mes de enero

Belén Hernández

Salamanca

Lunes, 3 de junio 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El Ayuntamiento ha recibido más peticiones de transformación de locales en viviendas en estos primeros cinco meses del año que durante todo 2022. Según los datos ofrecidos por el Consistorio, desde enero se han registrado 16 solicitudes frente a las 15 de todo el ejercicio 2022. Ya el año pasado se anotaron 22 peticiones, tras registrarse un incremento del interés por modificar el uso de estos locales, tendencia que se mantiene en lo que va de ejercicio. De seguir este ritmo, el año acabaría con 32 solicitudes, muy por encima de los registros de años previos.

El motivo de este creciente interés por convertir en viviendas antiguos negocios, almacenes y locales en bruto radica en la falta de demanda para este reducto del sector inmobiliario. Cada vez hay más locales vacíos por el cierre de negocios y porque los que nunca se usaron no tienen atractivo. Es una tendencia que «solo acaba de empezar», según el presidente del Colegio de Agentes Inmobiliarios de Salamanca, Valentín Rodríguez. Señala que buena parte de la transformación de estos locales llega de manos de empresas que los compran para construir viviendas destinadas al alquiler o para convertirlos en pisos y apartamentos turísticos. «Evidentemente si los propietarios tienen locales vacíos y vienen firmas que se los compran, les van a dar salida. Del mismo modo, si ven que en cinco años no lo alquilan, apuestan por esta solución», detalla.

Advierte de que por el momento esta alternativa tiene encaje, «pero si todo el mundo se decanta por ella el mercado se va a desmadrar y no habrá quién lo domine». También puntualiza que hoy por hoy es una buena apuesta. «Esta conversión de locales en pisos se puede apreciar en cualquier punto de la ciudad, incluido el extrarradio, pero si el mercado se satura solo tendrán demanda los inmuebles del centro». Señala como zonas viables en el futuro el área monumental y barrios como el de la estación de autobuses destinados al alquiler para estudiantes. «Si hay cuatro viviendas de este tipo no pasa nada, pero cuando haya 500 la salida para compra y alquilar en los barrios será peor».

Rodríguez subraya que el destino de estos nuevos inmuebles es fundamentalmente el alquiler temporal, al margen de la protección ante posibles desahucios a las familias que se declaren vulnerables. «Se arriendan a estudiantes por meses, universitarios o chicos que vienen a hacer un máster, también como pisos turísticos para usarlos los fines de semana», detalla. De cualquier manera estas soluciones son más rentables que continuar con los locales vacíos.

Es el caso de una promotora que ha presentado recientemente un proyecto en el Consistorio para transformar un local de grandes dimensiones, que antiguamente fue un supermercado, en 10 apartamentos en la calle Don Bosco. Tras años sin demanda, las obras avanzan para incrementar el mercado inmobiliario con pequeños apartamentos de 53m2 con salón, cocina, habitación y baño por cantidades que rondan los 134.000 euros, cuantía que según Rodríguez «está bien pagada».

Cuando estos apartamentos se destinan a la venta, se comercializan como inmuebles con bajos costes de comunidad, ya que los locales no se benefician de servicios centrales como la calefacción el y agua caliente de las comunidades, por lo que el gasto es menor. En este nuevo mercado los vecinos también tienen mucho que decir. «La idea del derecho a la propiedad no tiene más límites que la ley y si la normativa municipal no lo impide, esta transformación es viable y razonable, da igual que el local se destine a vivienda habitual o temporal», subraya el presidente del Colegio de Administradores de Fincas de Salamanca, Ángel Hernández. Lo importante, a su juicio, es que se respeten las normas de convivencia y se respete el descanso. También asegura que en zonas donde se han transformado los locales los vecinos perciben «otro aire de seguridad», la calle adquiere más vida y significa más seguridad.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios