Borrar
Clientes en los lineales de un supermercado salmantino a mediodía de este jueves. LAYA
La subida de la energía y los alimentos lastra a las familias salmantinas

La subida de la energía y los alimentos lastra a las familias salmantinas

El mes pasado las facturas de la luz, del gas y de los combustibles subieron un 7,4% con respecto a diciembre

Belén Hernández

Salamanca

Viernes, 16 de febrero 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Las mayores subidas de precios que soportan las familias salmantinas son en artículos y servicios tan imprescindibles como los alimentos, el vestido, los suministros de la vivienda o de protección social como cuotas de residencia, servicio a domicilio y de guardería, entre otros. Así se desprende de la publicación del Índice de Precios al Consumo (IPC) correspondiente al mes de enero de este año. Los alimentos son en este momento un 5,5% más caros que hace un año para los salmantinos. Se trata de un gasto indispensable en el día a día de los hogares. Según el INE, se trata de la subida más baja a nivel nacional en términos interanuales. Aunque no es consuelo, se encuentra lejos del alza del 9,3% que sufren los vecinos de Ciudad Real o del 8,5% de los residentes en Burgos.

Entre las mayores subidas se sitúan los suministros de la vivienda, aquellos como el agua, el alcantarillado, la tasa de recogida de basuras, la depuración y la cuota de la comunidad que aglutina a los anteriores. En este caso el alza ha sido del 9,2% con respecto al año pasado. Las prestaciones sociales como gasto en residencias, ayuda a domicilio o gastos de guardería han subido incluso más hasta un 11% en comparación con 12 meses atrás, mientras que el vestido ha sufrido un encarecimiento del 8,6% en comparación con el año pasado a pesar de las rebajas de invierno. Para los salmantinos también es más caro irse de vacaciones después de que los paquetes turísticos se hayan disparado un 11%, así como la compra de coches, que ha subido un 2,9%.

Esta es la radiografía a nivel anual, pero la comparativa de los precios de enero con los de diciembre también arroja tendencias que no hay que perder de vista. En enero el coste de la electricidad, del gas y de otros combustibles han subido en la provincia de Salamanca un 7,4%. Detrás de este alza se encuentra que desde que comenzó el año se dejó de aplicar la bonificación del 5% del IVA en las facturas. En cuanto a los carburantes, los precios de la gasolina no han parado de subir desde el 1 de enero y la previsión es que sigan haciéndolo, mientras que el gasóleo sube más del 4% en solo tres días. Además, también se ha retirado la bonificación a los profesionales.

Entre las subidas más notables según el IPC también destacan los gastos de protección social, es decir, de residencias, de ayuda a domicilio, guarderías y jardines de infancia, entre otros. Se han encarecido un 3,2% en comparación con el mes de diciembre. No obstante las rebajas de invierno contribuyeron a que no se disparara el Índice de Precios al Consumo (IPC) de enero. Los costes de las prendas de vestir cayeron un 15,6% y los del calzado un 7,6%. En este contexto de promociones y descuentos de la temporada de invierno también se encuentra la caída de precios de un 4,3% de los equipos para el hogar. Aunque los paquetes turísticos y los servicios de alojamiento en comparación con el año pasado han sido unos de los capítulos que más se han encarecido, lo cierto es que el mes pasado bajaron considerablemente en comparación con diciembre al adentrarse en temporada baja. En concreto, los paquetes turísticos cayeron un 11,9%, mientras que los servicios de alojamiento bajaron un 10,9%.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios