13 diciembre 2019
  • Hola

Sube el número de salmantinos que necesitan ayuda de las ONG por la desaceleración económica

El Banco de Alimentos advierte de un aumento de usuarios en los últimos meses | Cáritas afirma que las familias que arrastraban problemas necesitan más apoyo que el año pasado

20 nov 2019 / 17:41 H.

Llamada de alerta entre las entidades sociales de Salamanca en los últimos meses. La desaceleración económica comienza a sentirse entre los más débiles, lo que a su vez implica un incremento en la demanda de ayudas, situación que ya han advertido el Banco de Alimentos y Cáritas. Mientras que la primera ha experimentado un incremento de los usuarios, subida que no se daba desde hacía cuatro años, la segunda ha visto como este año ha tenido que aumentar los apoyos a personas que ya arrastraban problemas económicos y cuya situación ha empeorado.

El freno de la economía se está traduciendo en un mercado laboral más inestable. La creación de empleo ha disminuido, a lo que se suman condiciones de trabajo más precarias que hace un año, con más temporalidad en los contratos y más jornadas parciales. Las consecuencias, por ahora y a diferencia de en plena crisis, están afectando en mayor medida a las familias cuya situación económica era más inestable. De ahí que cualquier mínimo cambio en las condiciones del mercado trabajo les afecte negativamente y tengan que recurrir al apoyo de las ONG.

Las subvenciones para vivienda de la organización diocesana han subido un 20% entre enero y septiembre

Los efectos de la desaceleración han comenzado a notarse más en los últimos meses. El Banco de Alimentos, por ejemplo, ha visto como la evolución positiva que arrastraba desde 2015 daba paso a un pequeño repunte de los usuarios. Si a principios de la primavera la cifra de beneficiarios del reparto gratuito de comida llegó a situarse por debajo de los 7.000, ahora ha ascendido hasta superar los 7.200. El incremento es pequeño, pero muestra que el contexto ya no resulta favorable como en plena recuperación, cuando los usuarios disminuyeron a la mitad.

El Banco de Alimentos no es la única ONG que ha comenzado a recibir más peticiones de ayuda por parte de salmantinos en situación de precariedad. Cáritas señala que en lo que va de 2019 ha aumentado los apoyos a familias que arrastran problemas económicos desde hace tiempo. Las aportaciones para compras de alimentos, por ejemplo, fueron 735 entre el 1 de enero y el 30 de septiembre del año pasado. En el actual, se han elevado hasta las 848 en el mismo periodo de tiempo. En las ayudas para vivienda, que incluye conceptos como el pago de suministros o el alquiler, el incremento ha sido mayor, al pasar de las 1.286 de los nueve primeros meses de 2018 a las 1.545 de este año. “Puede que haya un pequeño aumento de nuevas personas, pero no significativo aún. En cambio, las necesidades de familias que ya atravesaban por problemas han crecido y de ahí el incremento de las ayudas”, explica fuentes de Cáritas.

La otra gran entidad con presencia en Salamanca, Cruz Roja, señala que de momento ellos no han apreciado un incremento de usuarios. No obstante, sí reconoce que la tendencia a la baja de ejercicios anteriores se ha estancado.

PALABRAS CLAVE