Borrar
Diego, José Carlos, Sara y Claudi explican su vivencia con el párkinson. OBES
Las señales menos conocidas de que se acerca el párkinson

Las señales menos conocidas de que se acerca el párkinson

Desde la pérdida del olfato a escribir la letra cada vez más pequeña: mucho más que los famosos temblores

Javier Hernández

Salamanca

Miércoles, 12 de junio 2024, 19:49

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

A Claudi, los perfumes que le regalaba su marido Diego no le olían a nada. Luego empezó a notar que cuando caminaba por un largo pasillo iba de esquina a esquina porque se ladeaba. Su testimonio es el que viene a recordar que «la gente asocia el párkinson con el temblor, pero son muchas cosas más».

La pérdida de olfato es uno de las primeras señales de alarma de que el párkinson puede estar presente, pero apunta una larga lista de advertencias: «También es habitual que cuando te pones a escribir cada vez hagas la letra más pequeña» -un síntoma que pocas personas conocen-, o que «tengas problemas con la deglución», con el peligro de sufrir una broncoaspiración, que puede tener un desenlace fatal.

Su paisana Sara -también de Béjar- indica que otra de las afectaciones de la Enfermedad de Parkinson es la pérdida de expresión facial: «Yo puedo pensar que te estoy sonriendo y en realidad tengo una cara…». Empezó con un ligero temblor en el brazo, pero ahora Sara sufre la rigidez de sus extremidades, un andar cada vez más pesado e inestable y también dolores producto de esa falta de movilidad en las piernas. «Al ritmo que van las citas en el Hospital, que llevan dos meses de retraso para verme, y la demora para operarte, que lo solicité hace un año, tengo mucho miedo de perder las piernas y acabar en silla de ruedas», confiesa.

Tiene 53 años, empezó a medicarse con 48 años y actualmente necesita una batería de 18 pastillas para sobrellevar el día a día. «El problema es que los pacientes estamos pendientes de que den con un tratamiento más adecuado porque cada persona sufre la enfermedad de una manera diferente y con síntomas diferentes. Por eso a veces te dicen que esperes para operarte», explica.

La gran esperanza de la tecnología HIFU -que es capaz de terminar con los temblores mediante ultrasonidos y que está a punto de aterrizar el Hospital de Salamanca como unidad de referencia dentro de Castilla y León- también supone un chasco para muchos pacientes cuando se les informa de que solo está indicado para determinados casos, como aquellos en los que solo hay afectación de un solo lado del cerebro, pero no para afectación bilateral. «Sí, efectivamente hay gente que se lleva una desilusión, pero hay tantos chascos cuando sufres párkinson…», lamentan.

Aunque a simple vista no se aprecien movimientos involuntarios, ambas enfermas reconocen que «la enfermedad te condiciona por completo. No te mata, pero te quita la vida», repiten mientras sus parejas -Diego y José Carlos- asienten silenciosamente con las cabezas.

Imagen principal - Las señales menos conocidas de que se acerca el párkinson
Imagen secundaria 1 - Las señales menos conocidas de que se acerca el párkinson
Imagen secundaria 2 - Las señales menos conocidas de que se acerca el párkinson

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios