25 julio 2021
  • Hola

Se reduce el pago en efectivo entre empresas, la cantidades disminuyen de los 2.500€ a los 1.000€

La ley contra el fraude fiscal también rebaja ya el recargo por presentar fuera de plazo declaraciones de impuestos

22 jul 2021 / 18:59 H.

El pago en efectivo entre empresas se reduce de un máximo de 2.500 euros a tan solo 1.000 euros. Esta es una de las principales novedades de la Ley 11/2021, de 9 de julio, que recoge las medidas de prevención y lucha contra el fraude fiscal, que lleva casi 10 meses bloqueada en trámite parlamentario. El Congreso dio el visto bueno al texto después de que el Senado incluyera las modificaciones pertinentes y ya está en vigor, obligando a incrementar el uso de las transacciones a través de las entidades bancarias. La medida no ha sido muy bien recibida, ya que estas acciones implican costes añadidos para las pequeñas y medianas empresas. Tienen que saber que los que incumplan el requisito se enfrentan a sanciones de un 25% sobre la base de la cuantía pagada en efectivo a otros empresarios.

Por el contrario, la nueva ley abre la mano y rebaja los recargos por presentar fuera de plazo las declaraciones de impuestos. A la vez, aumenta las reducciones por pronto pago, algo que juega a favor de caja. La nueva normativa también prohibe el “software de doble uso” que facilita a los negocios la ocultación de los ingresos reales. Es un tipo de programas informáticos que permite manipular la contabilidad de una empresa o de un autónomo cuadrando las cuentas ocultando ciertos cobros automáticamente y rebajando así la factura fiscal. Se castigará tanto la comercialización como la mera tenencia de estos programas en los establecimientos y oficinas. Es este caso hay una carencia en la entrada en vigor de la medida de tres meses, por lo que tendrá efectos a partir de octubre o de noviembre de este año, como muy tarde. El motivo es que se tienen que desarrollar los certificados y mecanismos de comprobación para sancionar a los que incumplan este requisito. La gran novedad en este punto es la posibilidad de emitir próximamente un nuevo certificado de uso obligatorio que demuestra que el sistema utilizado no registra ventas en B.

Sectores en los que repercutirá

La reducción de los pagos en efectivo entre empresas podría tener mayores consecuencias en sectores como el de la hostelería, la construcción o el comercio, que desde ahora tendrán que pagar prácticamente todas sus transacciones a través de transferencia bancaria.

La reducción por pronto pago: al 40%

La pyme que asuma una penalización ahora verá que la reducción sobre la cantidad reducida por pagar la multa en el plazo indicado sube del 25% al 40%. Esta merma se añade a la del 30% si se muestra conforme con la multa, porcentaje que no ha variado.

Recargo del 1% por cada mes de retraso

La nueva ley modifica los recargos por superar los tiempos de pago de los impuestos. En este caso se pone del lado de las pequeñas y medianas empresas, que tendrán que pagar un 1% desde el primer día que supere la fecha límite, a lo que se sumará otro 1% cada mes que se añada de retraso. Hasta ahora el recargo era del 5% sobre el importe que salió a pagar en los primeros tres meses, del 10% hasta el sexto mes y de un 15% hasta el doceavo. A partir de ahí, un 20%.

Ver Comentarios
Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png