Borrar
Manifestación de los hosteleros salmantinos en la que se solicitaban ayudas de emergencia.
Sánchez reclama ahora las ayudas del covid a los autónomos salmantinos

Sánchez reclama ahora las ayudas del covid a los autónomos salmantinos

Las mutuas piden cuatro años después la devolución a los que no acreditaron cumplir los requisitos, pese a que fue automático

Ángel Benito

Salamanca

Jueves, 2 de mayo 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En el buzón de cientos de emprendedores salmantinos ha llegado una carta en la que se les exige la devolución de las ayudas concedidas durante el coronavirus y que no acreditaron cumplir los requisitos. Los subsidios llegan a través de las mutuas y casi cuatro años después a punto de que se cumpla el periodo de que prescriban. El propio Ejecutivo reconoció en una respuesta parlamentaria presentada por el PP que las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social estaban revisando todas las prestaciones extraordinarias concedidas tanto por el cese de actividad como aquellos negocios que habían tenido una caída de ingresos en al menos un 75% debido a las restricciones impuestas.

Entre marzo de 2020 y diciembre de 2023, los autónomos salmantinos recibieron un total de 60,5 millones de euros en las denominadas Prestaciones Extraordinarias por Cese de Actividad (Pecata), ayudas otorgadas por la Seguridad Social y gestionadas por su red de mutuas colaboradoras. En concreto, hubo 22.077 prestaciones reconocidas de las que se aceptó el 92% de forma casi automática. Tan solo se denegaron 1.709.

Desde el Gobierno se señala que estas ayudas se concedieron casi de manera automática de forma provisional, ya que, según argumentan, resultaba imposible comprobar por parte de los funcionarios que se cumplían los requisitos establecidos o el proceso hubiera sido tan largo que no se cumpliría el fin de la ayuda. Es decir, que cuando llegara el subsidio ya sería demasiado tarde porque el negocio hubiese tenido que cerrar las puertas definitivamente. Tanto el Tribunal de Cuentas con un informe demoledor en el que lamenta la «gestión» realizada por el departamento que dirigía Escrivá como los graduados sociales, profesionales encargados de tramitar la mayoría de las ayudas critican la forma en la que se ha gestionado este proceso por el que se reclaman ayudas de media de 3.000 euros a los autónomos salmantinos entre cuotas sociales exoneradas o las ayudas extraordinarias por cese de actividad.

El presidente del colegio de Graduados Sociales de Salamanca, Ángel Castilla, confirma que las notificaciones de las mutuas comenzaron a llegar a los despachos de los colegios a finales de año y se han intensificado durante este primer cuatrimestre. «Es legal porque se ha apurado el plazo porque a los cuatro años prescriben y están llegando las notificaciones a los despachos», detalla.

Entre varios despachos de colegios consultados destaca la «falta de transparencia» o el hecho de que no se cumpla con la ley de procedimiento administrativo. «Están llegando los procedimientos de devolución a las gestoras que fuimos los que tramitamos las ayudas, pero no a los clientes y se puede dar el caso de que cuatro años después ya no sean usuarios nuestros», reconoce Emilio José García, graduado social de Salamanca. Otro de los problemas que está provocando «indefensión» a los clientes es que en la carta de las mutuas donde se solicita la devolución de la ayuda no se informa de cuál es el requisito que se ha incumplido. Al haber varios supuestos, los despachos señalan que la única información que se recibe es que su cliente «no cumple con los requisitos» con un lenguaje genérico y tan solo con el importe que debe devolverse. Se da la circunstancia que, en algunos casos, la devolución de esta ayuda puede resultar imposible o muy difícil en el caso de que estas ayudas no hubiesen permitido salvar los negocios o que ya se hayan jubilado y no continúen con la actividad que fue motivo de estas ayudas que, de forma paradójica, se lanzó a fondo perdido y ahora se trata de rescatar. No recoge excepciones, ni expresa la posibilidad de que pueda fraccionarse el pago.

No obstante, los graduados sociales de Salamanca recuerdan que, aunque las mutuas no lo reflejen en sus escritos, se puede hacer una solicitud para realizar la devolución a plazos siempre que la deuda sea superior al doble del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios