Borrar
Un joven saca dinero de su cuenta corriente en un cajero automático de Salamanca. LAYA
Los salmantinos, más pobres: la subida de precios supera un 6 % la de los sueldos

Los salmantinos, más pobres: la subida de precios supera un 6 % la de los sueldos

En tres años el coste de la vida ha aumentado un 17% en la provincia mientras que la subida media de salarios pactada por convenio ha sido del 10,5%

C.R.

Jueves, 18 de enero 2024, 06:50

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Cobra más que hace cuatro años y, sin embargo, el sueldo no le llega para hacer frente a los mismos gastos. Ha recurrido al dinero que había ido ahorrando durante años en su cuenta corriente y ahora el 'colchón' que estaba preparando es un poco más fino. Pero, al menos, su deuda con el banco es menor en un momento en el que los intereses siguen en máximos. Es la realidad del salmantino medio que, debido a la desbocada inflación de los últimos de tres años, es ahora más pobre que cuando comenzó la pandemia. Los trabajadores de la provincia, al menos los más de 42.000 a los que se les han aplicado subidas salariales pactadas por convenio, han perdido desde 2020 en torno a un 6% de poder adquisitivo porque su sueldo ha crecido mucho menos que los precios.

Conforme a la estadística del Ministerio de Trabajo, actualizada en diciembre, la subida salarial media por convenio que se aplicó a los trabajadores de la provincia en 2023 fue del 6,21%. Sería superior al 3% que se habría aplicado a los funcionarios, a los que previsiblemente se les subirá medio punto más con efecto retroactivo. En ambos casos, el incremento retributivo compensaría el encarecimiento del coste de la vida en Salamanca. El Índice de Precios de Consumo (IPC) provincial cerró el pasado ejercicio con una variación interanual del 3%.

Pero la pérdida de poder adquisitivo de los hogares no se ha producido en los últimos meses, sino que se generó principalmente en 2021 y 2022 y aún no se ha compensado. En esos ejercicios, el IPC se elevó un 7,2% y un 6%, respectivamente. Y las nóminas experimentaron subidas del 1,48% y 2,54%, muy por debajo del encarecimiento que se produjo en productos y servicios. Conforme a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), desde diciembre de 2020 hasta ahora el coste de la vida en Salamanca ha aumentado un 17%. Sin embargo, la subida salarial media pactada por convenio en ese mismo periodo ha sido del 10,52%. La pérdida de poder adquisitivo se situaría así en torno al 6%. En el caso de los empleados públicos, que representan una quinta parte de los afiliados a la Seguridad Social de esta provincia, la revalorización de su sueldo en los últimos tres años rondaría el 8%, por lo que su pérdida de poder adquisitivo sería, en su caso mayor. Por el contrario, las pensiones por jubilación si han experimentado una crecimiento desde 2020 asimilable al que han seguido los precios. La retribución media para los jubilados salmantinos en diciembre ascendía a 1.267,9 euros, una cuantía 198,25 euros superior (18,53%) a la que cobraban en 2020, según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones.

Menos dinero en el bancos

La inflación, la subida de los intereses y la situación económica general han llevado a los salmantinos a recurrir a los ahorros. Según los últimos datos del Banco de España correspondientes al pasado mes de septiembre, los salmantinos —sin tener en cuenta las administraciones públicas— han gastado en un año, o al menos sacado de sus cuentas corrientes y depósitos, casi 400 millones de euros. Por primera vez en ocho años, desde 2015, descienden los depósitos que particulares y empresas tienen en entidades financieras. El descenso anual de los fondos en cuentas o depósitos a plazo fue del 3,88%. Si solo se tienen en cuenta las cuentas corrientes, es decir, el dinero a la vista y del que los hogares pueden disponer en cualquier momento, el descenso es mucho mayor, de 713 millones de euros (7,42%). Parte de esos fondos, se habrían trasladado a depósitos a plazo, concretamente 314 millones, aprovechando los mayores intereses que ofrecerían ahora las entidades financieras.

Pero los salmantinos no solo han reducido el dinero que guardaban en los bancos, sino que también han rebajado su nivel de endeudamiento un 3,83%. El importe de los créditos que tenían contratados con las entidades financieras se redujo de septiembre de 2022 a 2023 en 210 millones de euros. Ante el incremento del euríbor y los tipos de intereses parece que hogares y empresas se apresuraron a amortizar préstamos pendientes, posiblemente con parte del dinero que tenían en cuentas de ahorro.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios