19 septiembre 2020
  • Hola

Salamanca recupera un 36% de visitas a monumentos en julio tras la cuarentena

Los últimos espacios en abrir al público, el Palacio de Monterrey y la muralla, suman un 50% de espectadores | Los visitantes vienen a la ciudad sobre todo en fin de semana

06 ago 2020 / 22:38 H.

Los viajeros han vuelto con timidez a Salamanca en julio, tras el confinamiento, pero no han abandonado las visitas a los museos y espacios patrimoniales de la ciudad, que han contado con un 36,2% de los espectadores de julio de 2019. La cifra es mejor que en los grandes museos nacionales, que desde su apertura han sumado solo un 18% de visitantes respecto a julio del año pasado, aunque se trate de las tres pinacotecas más afamadas del país: el Museo del Prado, el Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza, reabiertos con limitación de aforo.

En Salamanca, no obstante, quien más acusa el descenso de visitantes respecto a 2019 es el Museo Taurino, con una caída del 91,6% hasta los 33 espectadores. Conocido por los salmantinos amantes del arte de Cúchares, el museo de la calle Doctor Piñuela nutre sus visitas de los grupos de turistas que vienen de fuera.

La Casa Lis también pierde un 70% de visitantes en julio, hasta los 4.271. El descenso ha sido especialmente acusado en el caso de los turistas extranjeros, ya que en 2019 la cifra fue de 7.904 personas procedentes de otros países y en 2020 tan solo de 478.

Scala Coeli, la visita a la Clerecía y sus torres para disfrutar de una visión panorámica aérea de la ciudad, ha caído un 62,8% hasta las 2.655 entradas, según los datos del Observatorio Turístico de Salamanca.

El recorrido por el Pozo de Nieve del siglo XVIII se deja una pérdida de 65,4% visitantes a la hora de conocer el pozo donde se almacenaba la nieve que traían sobre mulos desde las Sierras de Francia y Béjar para convertirla en hielo.

El Museo de Historia de la Automoción, perjudicado también por la obra de urbanización próxima donde se trabaja para contar con un Punto de Recepción de Turistas, pierde un 58,6% de visitantes hasta las 1.836 entradas en el último mes de julio, aunque muestra su colección permanente y dinamiza su oferta con exposiciones temporales, como “Automoción y Guerra Civil” y “Aquellos Felices Años 20”.

Las pérdidas menos acusadas, aunque también significativas al caer un 50% sus visitantes, se registran en los espacios patrimoniales de más reciente apertura al público, como la muralla de Salamanca y el Palacio de Monterrey, según los datos facilitados por el Observatorio Turístico de Salamanca.

Desde principios de 2019, es posible visitar la parte más antigua de la muralla de Salamanca. Se denomina Salmantica Sedes Antiqua Castrorum. Este lienzo de muralla pertenece a la cerca castreña con más de 24 siglos de historia. Se encuentra en el garaje de un edificio en la Cuesta de Carvajal, enfrente de la Cueva de Salamanca.

Para sumar nuevos atractivos patrimoniales, el exalcalde Alfonso Fernández Mañueco firmó un convenio con el duque de Alba, Carlos Fitz-James Stuart, que permite descubrir el interior del imponente Palacio de Monterrey, declarado monumento nacional en 1929. Las visitas al ‘museo’ que forjaron los Alba durante cinco siglos, comenzaron en mayo de 2018, son guiadas y es necesario realizar una reserva en la Oficina de Información Turística.

PALABRAS CLAVE