12 agosto 2020
  • Hola

Salamanca reabre monumentos y espacios patrimoniales para atraer ya a los viajeros

Las Úrsulas, que incluye como novedad el acceso al claustro, se puede visitar desde este viernes | La Casa Unamuno, Scala Coeli y Monterrey, a partir de este lunes, y San Millán, este martes

19 jun 2020 / 11:44 H.

Tras tres meses sin viajeros y al restablecerse desde este domingo la movilidad entre provincias, Salamanca comienza a reabrir sus joyas monumentales para atraer turistas y recuperar una de sus principales fuentes de ingresos. Si bien la Catedral, y con ella la exposición Ieronimus que permite ascender a las torres de la basílica, ya ha anunciado que continuará cerrada hasta el 1 de julio, la mayoría de espacios turísticos abrirán sus puertas a lo largo de los próximos siete días. El Museo de la Úrsulas abre camino hoy. La Fundación Las Edades del Hombre anunció que desde este viernes el convento retoma su horario habitual —de 11:00 a 14:00 de martes de domingo—, aunque con el aforo reducido al 50% y con uso obligatorio de mascarilla, entre otras medidas de prevención. La entrada en la “nueva normalidad” la hace con un novedoso atractivo: la posibilidad de conocer el claustro del monasterio, obra de García de Quiñones que durante siglos ha formado parte de la clausura.

Tras el fin de semana y ya sin Estado de Alarma, será posible subir a las torres de la Clerecía, conocer el despacho del rector más universal de la Universidad de Salamanca o pasear por las estancias del palacio de la Casa de Alba. El lunes, en el horario habitual, abrirá la Casa-Museo Unamuno con visitas de diez personas como máximo y una duración de 45 minutos. Por su parte, el Ayuntamiento permitirá las visitas a “Scala Coeli” para ascender hasta la espadaña de la iglesia del Espíritu Santo. Y, aunque con algunas restricciones, también comenzarán las rutas guiadas por el interior del Palacio de Monterrey. Ese mismo día, el 22 de junio, previsiblemente desde el mediodía, la Oficina de Información Turística de la Plaza retomará su actividad presencial, según apuntan fuentes municipales.

Dado que los lunes nunca abre, el centro de interpretación del patrimonio Monumenta Salmanticae, ubicado en la antigua iglesia de San Millán, reabrirá sus puertas el martes 23. Y tres días después, el viernes 26, lo harán la iglesia de la Veracruz y el centro de interpretación de la Muralla, situado en la Cuesta de Carvajal. Por su parte, el Pozo de la Nieve y el Cerro de San Vicente restablecen su sistema de visitas guiadas, que hay que concertar previamente. Antes que todos estos espacios patrimoniales, el 8 de junio coincidiendo con el paso a la fase 2, se reabrió a los visitantes el Edificio Histórico de la Universidad. Seguirá sin poderse acceder al Cielo de Salamanca, pero no por las restricciones derivadas de la pandemia de la Covid, sino porque las Escuelas Menores se encuentran en obras. Los museos de Salamanca, del Comercio, Taurino, de Historia de la Automoción y la Casa Lis ya se encontraban abiertos, con lo que en los próximos siete días Salamanca ya permitirá el acceso a sus principales espacios patrimoniales y monumentos, excepto a la Catedral, para la que habrá que esperar hasta el 1 de julio. Las visitas a todos ellos no serán iguales que las que se realizaban antes del 15 de marzo. Pero aforos reducidos, distancia de seguridad, mascarilla obligatoria, mamparas en las taquillas y desinfecciones frecuentes ayudarán a que sean lo más parecidas a la normalidad.