05 julio 2020
  • Hola

Salamanca pasó a fase 1 pese a no tener suficientes camas y hacer pocos PCR

El documento con el que el Ministerio aprobó la desescalada indica que la provincia estaba a la cola en test a sospechosos y que le faltaban plazas de ingreso públicas

27 may 2020 / 07:35 H.

El análisis sobre la situación epidemiológica y las capacidades estratégicas y sanitarias de Castilla y León realizado por el Ministerio de Sanidad para avalar el plan de desescalada hacia la fase 1 destapa que Salamanca, junto a Ávila, tenía los porcentajes más bajos de la Comunidad en la realización de test PCR a los pacientes sospechosos de padecer COVID en los centros de salud, siendo la media de la región del 80%. A pesar de ello, todas las provincias avanzaron de fase. Sí destaca en cambio que las pruebas se practicaban a todos los pacientes que acudían al Hospital salmantino y al resto de los de la Comunidad.

Por otro lado, el informe técnico del Ministerio de Sanidad abunda en otra cuestión que ya suscitó polémica hace semanas y es que Salamanca no cumplía con los criterios de disponer en cinco días de entre 37 y 40 camas de hospitalización por 100.000 habitantes. Junto a Segovia, sería la única provincia que no reunía el requisito al menos de plazas públicas. Inicialmente la Junta ya informó sobre esta cuestión, aunque después la consejera de Sanidad, Verónica Casado, matizó que la provincia estaría preparada si se suman las camas del hospital privado de la Santísima Trinidad.

Como el resto de Castilla y León, el informe técnico recoge que Salamanca también reuniría el criterio de "disponer, acceder y activar en el plazo de cinco días" entre 1,5 y 2 camas de UCI por 10.000 habitantes.

A pesar de estas deferencias entre los territorios, toda la Comunidad avanzó hacia la fase 1 sin tener en cuenta tampoco que Palencia tenía una incidencia acumulada en la última semana superior al 1,5 por 100.000 habitantes que registraba de promedio la Región.

Este coladero también se ha apreciado entre comunidades. Madrid, por ejemplo ha avanzado haciendo test a la mitad de personas que acudían al médico de cabecera con síntomas, mientras que La Rioja ha sido la única que ha realizado PCR a todos los sospechosos. El País Vasco avanzó con solo un 41% de test a posibles contagiados, mientras que Castilla y León eleva el porcentaje por encima del 80% en cinco provincias.

Los test a sospechosos en Castilla-La Mancha llegan al 40% y el 43% y en Asturias solo al 14,3% (pero con una muy baja incidencia de la epidemia). Andalucía registra un 52,7%, mientras que Málaga y Granada se quedaron rezagadas pudiendo diagnosticar al 48% y al 45,3%, respectivamente.

PALABRAS CLAVE