Borrar
Dos jóvenes orinan contra una pared en el centro de la ciudad. ARCHIVO
Salamanca estrena sus multas por orinar en la calle: siete personas, pilladas 'in fraganti'

Salamanca estrena sus multas por orinar en la calle: siete personas, pilladas 'in fraganti'

Ya se han interpuesto las primeras sanciones mínimas de 500 euros tras el endurecimiento de la ordenanza

Belén Hernández

Salamanca

Domingo, 30 de junio 2024, 18:34

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La Comisión de Medio Ambiente ha impuesto las primeras siete sanciones por orinar en la calle después de endurecer la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos, elevando hasta un mínimo de 500 euros las sanciones. Finalmente, se ha impuesto la multa mínima a los individuos a los que se les abrió expediente por miccionar en la calle Bermejeros, en la plaza Poeta Iglesias, en la calle Hovohambre, en la Gran Vía, en la plaza de San Román, en la calle Ventura Ruiz Aguilera y en la calle Correhuela; todas ellas, zonas céntricas en las cercanías de locales de ocio nocturno. La Comisión también ha dado el visto bueno a la sanción de 500 euros a otro individuo por satisfacer sus necesidades fisiológicas en la Plaza Mayor.

Este caso es especial, dado que el ágora cuenta con una regulación específica para su uso. Atendiendo al texto, se considera una falta grave miccionar «en el espacio público de la Plaza Mayor o en los espacios privados de uso público de la misma», por lo que la sanción puede alcanzar los 1.500 euros. No obstante, se le ha impuesto una multa de 500 euros, dado que miccionó contra uno de los portales de acceso a las viviendas de la Plaza, que no se considera elemento patrimonial.

Cabe recordar que el Ayuntamiento incrementó hasta 500 euros la cantidad mínima de las sanciones a imponer por el incumplimiento de la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos, y del Reglamento Municipal sobre la Utilización y Uso de la Plaza Mayor de Salamanca, en lo referente a satisfacer las necesidades fisiológicas en la vía pública y a permitir que los animales depositen sus deyecciones en los lugares no permitidos. La decisión se adoptó con la intención de prevenir la insalubridad, los malos olores y la degradación del entorno, así como provocar un efecto disuasorio para reducir el coste económico y energético que genera el proceso de limpieza. Se unificó la muta en estas sanciones, que antes se diferenciaban si se realizaban en el casco histórico o en el resto de la ciudad.

Segunda subida

Cabe recordar que el incremento de las sanciones por orinar en el centro histórico ya se elevó en 2020, cuando pasaron de 150 euros a 300 euros. Así, cuatro años después, el importe volvió a elevarse un 66,6% hasta los 500 euros mínimos, mientras que, en los barrios, que se establecía en 150 euros, también sube a 500.

El importe de la sanción se impone a toda la ciudad. En cuanto a las multas por no recoger los excrementos de perros, subieron a 500 euros de los 300 euros en el centro histórico y los 150 en los barrios. La Plaza, por su parte, tiene reglamento específico y ambas infracciones suponen ya una multa de hasta 1.500 euros.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios