Borrar
Entrada de pacientes al centro de salud Sisinio de Castro, en Garrido Norte LAYA
Sacyl apremia para limitar la agenda de los médicos de familia de forma inmediata para no superar los 35 pacientes

Sacyl apremia para limitar la agenda de los médicos de familia de forma inmediata para no superar los 35 pacientes

Las gerencias de cada provincia pensaban que no entraría en vigor hasta que el acuerdo pasara por mesa sectorial, pero Sacyl ha enviado una instrucción para aclarar que el nuevo formato de agenda médica debe activarse inmediatamente

Javier Hernández

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Jueves, 13 de abril 2023

Compartir

Las Gerencias de Atención Primaria de Castilla y León están haciendo ‘malabares’ para acatar de forma inmediata la orden de la Consejería y empezar a limitar las agendas de los médicos de familia a un máximo de 35 pacientes por día.

La Gerencia Regional de Salud ya ha emitido la instrucción de que los facultativos no planifiquen sus agendas con más de 35 pacientes en jornada ordinaria, pero a los principales interesados -los médicos- no les ha llegado la orden y siguen funcionando ‘a la antigua’.

La Consejería de Sanidad había mostrado su intención de que la nueva organización entrara en funcionamiento antes de que terminara marzo. La orden se ha retrasado y desde el sindicato CESM se viene apretando para “exigir el cumplimiento inmediato del acuerdo”. Ante esta insistencia, la Consejería de Sanidad ha enviado varios documentos a las gerencias de Salud de Área, Asistencia Sanitaria y Atención Primaria.

El primer oficio fue remitido el pasado miércoles santo. En el documento se recuerda que “con el objetivo de homogeneizar la organización asistencial de la Atención Primaria”, la planificación de las agendas de los médicos de familia y pediatras deberá realizarse con las siguientes condiciones: “Las agendas de médicos de familia, con un total de 35 citas diarias, de las cuales 25 serán para la atención presencial de la población (demanda), con un tiempo asignado por cita de 10 minutos, y otras 10 citas, que se distribuirán a criterio del profesional entre consultas concertadas y demanda compartida, preferentemente, o telefónicas”. Respecto a las agendas de los pediatras, se estipula “un total de 28 citas, de las cuales 23 serán presenciales”.

La Gerencia Regional de Salud deja claro que “aquellas agendas que, por circunstancias excepcionales, no respondan a lo expuesto, deberán justificarse y ser aprobadas por la Gerencia”. Es decir, se deja la puerta abierta a la flexibilidad, pero no a que cada provincia decida por su cuenta.

Aunque hace más de una semana desde que la Consejería emitió la orden, la instrucción no se estaba llevando a efecto porque se daba por hecho que el acuerdo tenía que pasar primero por mesa sectorial. Ha sido a comienzos de esta semana cuando desde Valladolid se ha informado a los responsables de Primaria de que este nuevo modelo hay que aplicarlo ya.

Desde el sindicato CESM -artífice del acuerdo- se ratifica que las instrucciones de la Consejería deben ser de cumplimiento inmediato, con independencia de que aún no se haya presentado la orden en mesa sectorial. “Estas condiciones no son un capricho, sino que se han acordado porque estamos de acuerdo en que mejoran la calidad asistencial al paciente y que combaten la sobrecarga de los profesionales. Se han adoptado porque coincidimos en que es lo mejor para todos”, apunta el presidente del sindicato CESM, Tomás Toranzo.

Ahora la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca está analizando centro de salud por centro de salud con la intención de individualizar cada caso“no es lo mismo un centro de salud con seis médicos que uno con 12”, apuntan— y buscar el equilibrio entre las dos grandes retos marcados desde la Junta: que los médicos de familia no asuman más de 35 pacientes durante su jornada ordinaria y que al paciente se le garantice una consulta con una demora máxima de 48 horas.

Algunos centros de salud de la capital salmantina ya han empezado a adaptarse a las nuevas cifras “desde antes de recibir la instrucción”, pero reconocen que no está siendo fácil. Las principales dificultades a la hora de reorganizar las agendas se localizan en los centros con mayor cupo de pacientes, que son los urbanos, Béjar, Ciudad Rodrigo, Santa Marta y las cabeceras de comarca.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios