14 diciembre 2019
  • Hola

¿Sabías que el lenguaje de signos es diferente en cada país?

El lenguaje de signos que utilizan los sordos para comunicarse es distinto en cada país e, incluso, entre comunidades autónomas. La Federación Mundial de Sordos piden proteger y promocionar estas lenguas

30 sep 2019 / 18:03 H.

Se encuentran por la calle un sordo salmantino y otro catalán y no se entienden. Puede parecer el comienzo de un chiste, pero no lo es. En contra de la creencia generalizada, el lenguaje de signos que usan los sordos no es universal. Hay un lenguaje de signos de los sordos españoles, otro de los catalanes, de los ingleses, los chinos... “Cada país utiliza su propia lengua de signos, que es un vocabulario distinto y con su propia estructura sintáctica. El español es igual de rico que el lenguaje oral, y si alguna palabra en concreto no tiene un signo lo que se hace explicar el concepto mediante otros signos”, explica Alicia Abril, secretaria del Centro Cultural de Sordos de Salamanca.

Las lengua de signos se aprende, generalmente, en las asociaciones de sordos. “Hay cursos especiales para familias con miembros con discapacidad auditiva, que necesitan un sistema alternativo de comunicación, porque cuando alguien pierde audición queda entre dos mundos y es una situación complicada”, explica Alicia Abril.

Al igual que sucede con el inglés o cualquier otro idioma, el lenguaje de signos tiene distintos niveles de dominio: A1, A2, B1, B2... ¿Es difícil de aprender? “Como con cualquier idioma, depende del tiempo que le dediques”, apuntan, aunque los especialistas consideran que “no es que sea especialmente complicada. El problema es que las personas oyentes están acostumbradas a memorizar de forma auditiva y luego les cuesta mucho más memorizar de forma visual. Haces un signo y a los 10 minutos lo han olvidado. En cualquier caso, si le pones interés es fácil que en un año puedas manejarte con el lenguaje de signos como para poder comunicarte”, considera la responsable del programa de apoyo a familias en el Centro Cultural de Sordos de Salamanca.

Precisamente, la protección y promoción de la lengua de signos es una de las reivindicaciones para la Semana Internacional de las Personas Sordas. “Son lenguas antiguas. Han existido siempre y se han usado siempre, pero se conocían poco y deberían promocionarse mucho más”, defienden desde Salamanca.

PALABRAS CLAVE