17 agosto 2022
  • Hola

Robe: “Extremoduro no lo toco en casa, pero en directo cobra sentido”

El cantante actuará en Salamanca el próximo 18 de junio para presentar ‘Mayéutica’, su último disco y el tercero en solitario

11 jun 2022 / 09:34 H.
Ver Comentarios

Roberto Iniesta, ‘Robe’, actuará en Salamanca el próximo 18 de junio en el Multiusos (22:15 h.) con un repertorio en el que fundirá sus temas clásicos de Extremoduro con su último disco, el tercero en solitario, de ‘Mayeútica’.

–¿Qué le produce volver a Salamanca en una ciudad que siempre le ha acompañado con Extremoduro después de 8 años?

–Siempre nos ha acogido con mucho cariño y, bueno la anterior gira fue bastante corta. También está Chinato que ya notaréis en los conciertos que seguimos manteniendo la relación.

–¿Qué versión de ‘Robe’ se mostrará a los salmantinos en el concierto?

–Un poco de todo. Sobre todo el último disco de ‘Mayeútica’. Empezamos la gira el año pasado y la continuamos con ese disco y tocándolo entero. Variaremos un poco el repertorio respecto al año pasado, tocando temas de los de siempre de Extremoduro, de los otros discos de Robe...

–Se han tomado poco tiempo de respiro. ¿Esperaban una gira ambiciosa con tantas ciudades?

–La anterior gira se quedó pequeña con pocos conciertos y más pequeños con las restricciones y la gente sentada y separada. No podíamos quedarnos en eso. Luego pudimos hacer conciertos de pie. Hay que tocar y disfrutar del nuevo disco bailando, de pie y pudiendo estar libre. El nuevo disco es más guitarrero, sobre todo desde que entró Woody Amores con la guitarra eléctrica.

–¿Cómo será el esquema del concierto?

–Seguirá la estela de siempre. Se estructura con dos partes y un descanso en medio. Una primera un poco más suave y una segunda más marchosa que incluye un descanso para asentarse y estar relajado. A nosotros nos vale para sentar los pies en el suelo y coger la segunda parte con más energía.

–¿Le supuso mucho impacto tocar para gente sin ver sus rostros?

–Claro. No tiene nada que ver el ambiente que se consigue en las primeras filas con la vibración y la emoción. Cuando faltaba eso y estaba toda la gente con la mascarilla y sentada era horrible. Al final la cosa se sobrellevó y se pudo adaptar. No fueron tan malo como yo me imaginaba. Era adaptarse y disfrutar en un momento en que se podía disfrutar bien poquito. La gente se quedó con buen recuerdo.

–¿Se siente incómodo al cantar canciones de Extremoduro compuestas hace 30 años?

–Hombre, a mí lo que más me gusta es cantar las últimas. Esas canciones en directo cogen su punto y su sentido cuando ves a la gente disfrutar de esa manera. No son canciones que cante en mi casa, pero en directo sí cobran sentido. Hay que mantener un poco el equilibrio, aunque es normal que me guste más tocar lo nuevo. Intentamos ir cambiándolas en cada concierto.

–¿Está en un punto de no retorno la gira de despedida de Extremoduro?

–Yo eso no lo sé. El futuro lo dirá. Yo ahora estoy embarcado en la gira y luego loco por grabar las canciones nuevas hechas desde el confinamiento.

–¿Quedan canciones suficientes para grabar un nuevo disco?

–Hay mucho material. El confinamiento fue un momento muy creativo para todos, sobre todo para los que trabajamos en casa y se va a ver ahora. Hay muchísimos grupos tocando y ese tiempo que ha sido malo para el directo ha sido productivo para la creatividad en todas las artes. Los planes que tenemos es que cuando acabe esta gira meternos en el local de ensayo y empezar a jugar con las canciones para sacarlas a finales del año que viene. De aquí a entonces, lo único que pueden salir es más canciones.

–¿Piensa en el entorno moral de la corrección política que se impone ahora antes de componer?

–La verdad es que ni me lo planteo porque me sale lo que me sale. Si en una canción el estribillo dice ‘Bailar como una puta loca’, ya el manager me avisa que no se va a poner en la radio. Pues la gente tendrá que buscarlo por otros medios. Esto es ficción. Un poema y una canción no son el periódico y valen otro tipo de cosas. Hay que jugar con la imaginación, transgredir, herir los sentimientos y remover un poco. No puedes andar con tanta bobada.

–¿Han sentido el apoyo del Gobierno y las instituciones durante la pandemia?

–Hemos sido los últimos en hacer cosas porque no era importante. Solo importaba el turismo y a la música en directo no se le ha ayudado nada. Esta es una profesión precaria. De la música hay unos cuantos que vivimos y muchos que sobreviven y viven al día como los que curran en una gira. Si lo anulas todo... de qué vives. Esta situación ha sido una catástrofe y por eso me empeñé en tocar el año pasado. Ya fuera sentado, tumbado pero había que salir a la carretera como fuera. No puedes esperar tantos años. La última gira la había hecho en 2017 y no puedes estar tantos años sin tocar. Para mí son años, pero para los técnicos que se van buscando la vida, cuando se acaban las giras se hunde todo. Me alegro de haberlo hecho.

–¿Le ha dado muchos dolores de cabeza Live Nation promotora de la gira de despedida?

–Y me lo siguen dando.

–Le piden hasta 3 millones de euros.

–Me los piden por quejarme de la devolución de las entradas que es lo que ya denunció Facua. Han salido por ahí con los 3 millones de euros. Espero que se imponga la cordura finalmente.

–¿En qué momento artístico está Robe?

–Muy bueno. Con ganas de meterme con el nuevo disco. La idea era hacer unas cuantas canciones nuevas y hemos podido tocar un poco con ellas. Hemos sacado la canción de ‘Ininteligible’ con una muy buena respuesta.

–Acaba de cumplir 60 años. ¿Tiene fecha de caducidad sobre el escenario?

–Ahora mismo hasta noviembre. Si sacamos el disco en 2023, luego estaré loco por tocarlo, así que volveremos. No tengo nada mejor que hacer. Eso el tiempo lo dirá. Yo no lo voy a decir.

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png