15 junio 2019
  • Hola

Relevo generacional en el empleo en Salamanca. 11.000 trabajadores se jubilarán en los próximos 7 años

La franja de edad más numerosa en los afiliados de la provincia es la que va de 45 a 54 años, con más de 34.000

16 abr 2019 / 08:27 H.

El reemplazo de los trabajadores que están a punto de jubilarse se convierte en una oportunidad de empleo para otras personas, aunque en determinados sectores, como el de la construcción o el de la medicina, el relevo generacional no está asegurado en Salamanca. Tomando como referencia la edad, en los próximos siete años se jubilarán en la provincia más de 11.000 personas, puestos que las generaciones más jóvenes deberán ocupar.

La estadística de afiliación muestra que los trabajadores salmantinos tienen una edad media elevada, producto de que, a raíz de la crisis, muchos jóvenes se han marchado a otras provincias del país o incluso al extranjero en busca de oportunidades laborales. Un hecho que coincide con un descenso de la natalidad. El problema para incorporar a los que quieren entrar en el mercado laboral una vez terminan la etapa formativa lo reflejan los números.

La franja de edad con más trabajadores en Salamanca es la que va de 45 a 54 años, con más de 34.000 personas dadas de alta en la Seguridad Social el pasado mes de marzo. La cifra es notablemente superior a la de los 25 a 34 años, edades en las que la mayoría de personas consiguen su primer trabajo. Suman 20.800 trabajadores, lejos de los que están entre 45 y 54 años.

Además de las dificultades de los jóvenes para incorporarse al mercado laboral, aunque ha mejorado respecto a ejercicios anteriores, también hay que tener en cuenta que los que lo consiguen, lo hacen en condiciones diferentes. El principal cambio es el aumento de contratos de jornada parcial. Prueba es que en la actualidad hay 11.000 afiliados menos con contrato a tiempo completo que antes de la recesión. En el apartado positivo hay que resaltar que en los últimos dos años la diferencia se ha acortado al ganar la provincia 2.300 cotizantes más a tiempo completo. De mantenerse este ritmo, Salamanca recuperaría el nivel previo a la crisis en cinco años.

La recesión también tuvo incidencia en la contratación a tiempo parcial. A diferencia de la jornada completa, creció y sigue creciendo en la actualidad, hasta superar los 23.000 cotizantes, 5.700 más en comparación con 2007.