Borrar
El cantante, compositor, productor y escritor 'Rayden'.
Rayden llega a Salamanca: «La música está luchando por ganar la batalla contra la falta de atención»

Rayden llega a Salamanca: «La música está luchando por ganar la batalla contra la falta de atención»

Este sábado, a las 21:00 horas, vivirá una de sus muchas últimas veces con la música en el Centro de las Artes Escénicas y de la Música (CAEM)

Elena Martín

Salamanca

Viernes, 23 de febrero 2024, 06:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

'Quiero que nos volvamos a ver por última vez'. Es el título que pronostica un adiós a lo grande. Quizás, repentino. Porque tanto David Martínez Álvarez, conocido como 'Rayden', como sus canciones, siguen estando en la cresta de la ola y causando furor allí por donde pisan. Aun así, su decisión de cerrarle la puerta a la música es irreversible. Al menos, por el momento. Y, este adiós, que ha sorprendido a todo el mundo, ha llegado sin medias tintas.

Lejos queda aquel momento en el que decidió formar, junto a su pandilla, un grupo en el que tan solo aportaba poemas. Ahora, tras coronarse como rey de las batallas de gallos, más de 20 años de carrera, seis discos y un centenar de singles, asegura haberlo contado todo o casi todo. De ahí que haya decidido abrazar con fuerza a su otra faceta: la de padre y escritor.

Este sábado, 24 de febrero, a las 21:00 horas, buscará embaucar al público salmantino en la que se convertirá en una de sus muchas últimas veces. Lo hará 'saltando' al escenario de la Sala B del Centro de las Artes Escénicas y de la Música (CAEM).

¿Quién es 'Rayden'?

—Una persona muy intensa y que no sabe quedarse quieta en una silla.

¿Por qué ha decidido dar un paso al lado?

—Porque sentía que no me quería repetir. Quiero dedicarle un lustro a mi hijo. Ahora que va a pasar de los 8 años y que va a empezar a forjar los pilares de lo que será en el día de mañana, me gustaría estar a su lado. También quiero seguir dedicándole tiempo a mi otra pasión: la escritura. Por ella, siento una vocación que nunca he sentido por la música.

Son más de 20 años sobre los escenarios. ¿Le queda algo por contar?

—No. Como he dicho antes, ya no sabría cómo no repetirme. Seguir implicaría menospreciar a mi público.

Antes ha mencionado su pasión por la novela. ¿Pensó en ella antes de anunciar su adiós a la música?

—Fue algo que no influyó en la decisión, pero sentí cierto alivio cuando anuncié mi adiós porque sé que mis inquietudes no van a quedarse en un saco roto.

¿Cómo definiría el panorama musical actual? ¿Cree que es una lucha continua de egos?

—No. Yo creo que ese componente del ego en el mundo artístico existe en todos los ámbitos. Hay gente que lo tiene muy desbordado, pero también hay otra que ni siquiera lo tiene.

¿Qué ha ganado con su paso por la música?

—La oportunidad de crear mi propio mundo y de sentir que soy parte de algo. La música ha hecho que pueda ayudar a la gente abriendo mis heridas.

¿Qué diría que es lo peor y lo mejor de la música?

—Lo peor, sin duda, es la urgencia. Parece que estás obligado a sacar música todos los meses. También veo que las canciones son cada vez más cortas para ganar la batalla contra la falta de atención. Lo que más me gusta es que la música es un punto de encuentro.

¿Qué sensaciones está provocándole este adiós? ¿Va a echarlo de menos?

—Tengo la sensación de que la gente está intentando retenerme. Parece que va a venir un gancho como en 'Toy Story' y que me va a atrapar. Sin duda, echaré mucho de menos todo esto.

¿Qué espera de Salamanca?

—Que disfrute como lo vamos a hacer nosotros. En esta gira de despedida, todos mis fans están liberando mucha energía y estoy seguro de que, en Salamanca, esto también va a pasar.

¿Qué siente después de todo este tiempo viviendo de la música?

—Estoy orgulloso de todo lo que he conseguido y de que haya sido capaz de soltarlo de golpe en el mejor momento.

Un consejo para aquellos que están empezando en este mundo...

—Que hagan música con sinceridad. Con la sinceridad, se llega más lejos que con la perfección. Evoca más.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios