24 octubre 2020
  • Hola

Raquel Muñoz, una ‘salmantina’ investigando en uno de los mejores hospitales del mundo: “Es factible tener la vacuna en un año”

“Una vez pasada esta primera ola de infección, lo interesante será hacer test serológicos para saber si hemos desarrollado anticuerpos”, comenta la experta en virus

Doble licenciatura en Biología y Biotecnología por la Universidad de Salamanca, Raquel Muñoz Moreno aún recuerda con cariño al profesor Enrique Villar, y doctora en Bioquímica, Biología Molecular, Biomedicina y Biotecnología por la Universidad Autónoma de Madrid, en 2015 se incorporó como investigadora del Hospital Monte Sinaí de Nueva York donde estudia virus RNA, y más en concreto el virus de la gripe.

–¿Cuál es la situación en Estados Unidos?

–Es el país que más casos de SARS-CoV-2 lleva reportados a nivel mundial, esto se debe principalmente a que se ha empezado a testar de manera masiva a pacientes sospechosos de estar infectados. A pesar de que sus cifras pueden resultar alarmantes, el número total de fallecidos hasta el momento es casi cuatro veces menor que en España.

–Las cifras en España son realmente preocupantes ¿no?

–Desafortunadamente sí que lo son. El número de infectados sigue incrementándose, así como el numero de fallecidos y pacientes que requieren ser atendidos en unidades de cuidados intensivos. Cabe esperar que España alcance el pico máximo en estos días para después estabilizarse y comenzar a descender. Las medidas de confinamiento y distanciamiento social funcionan, tan sólo se trata de que esperemos un poco más para empezar a ver los resultados. Es muy importante también que no bajemos la guardia y se continúen tomando las medidas oportunas para no revetir la situación.

–¿Por qué Alemania parece que tuviera controlada la situación? ¿Y Japón?

–En el caso de Alemania, llama la atención que se han detectado muchos casos positivos de COVID-19, pero sin embargo el número de fallecidos es realmente bajo si lo comparamos con España. Esto puede deberse por un lado a que se han infectado menos personas de avanzada edad y por otro lado a que Alemania cuenta con un sistema sanitario más extenso, por lo que hay un mayor número de camas disponibles por habitante. En cuanto a Japón, además de tener también un sistema de salud muy potente, han sabido identificar muy rápidamente y desde el inicio los brotes de infección para poder aislar rápidamente a esos núcleos e impedir la propagación masiva del virus. Además, son mucho más conscientes en temas de higiene y las mascarillas son para muchos un complemento más del día a día.

“Es muy importante que no bajemos la guardia y se continúe tomando medidas”

–¿Se podría haber evitado esta situación?

–Una vez el virus ha saltado del reservorio animal al ser humano y es capaz de replicarse y transmitirse entre nosotros con la relativa facilidad que estamos viendo, es muy probable que todos (o casi todos) terminemos por infectarnos en mayor o menor medida hasta que haya una vacuna disponible. Esta es digamos la parte inevitable del problema en cuestión. Lo que sí que se podría haber hecho es actuar antes y tomar las medidas oportunas mucho mas rápido, sobre todo cuando hemos tenido como ejemplos previos a China e Italia, deberíamos de haber aprendido la lección de los otros países y haber aprovechado esa ventaja temporal para estar más preparados.

–¿Y es normal que no hubiera material de protección y test?

–Creo que ningún país estaba preparado para afrontar semejante número de casos, pero sí que tendríamos que haber estado más preparados desde el principio para ser más autosuficientes y no tener que depender tanto de otros países como China para la importación y suministro de material. Esta ha sido la primera pandemia por coronavirus, pero ya ha habido otras anteriormente, la última de gripe en el 2009 y es cuestión de tiempo que volvamos a tener otra ya que se repiten cada cierto numero de años.

“Japón supo identificar muy rápidamente y desde el inicio los brotes de infección para aislar a esos núcleos e impedir la propagación masiva, de ahí sus cifras”

–¿Habrá una vacuna el próximo invierno?

–Me parece factible que haya una vacuna disponible para el año que viene. Gran parte los estudios científicos que se están llevando a cabo en materia de SARS-CoV-2 a nivel mundial se basan precisamente en esto. Sé que para mucha gente un año puede resultar toda una eternidad, pero por muy rápidos que queramos ser, hay que probar primeramente el candidato vacunal en modelos animales. Si todo va bien, de ahí pasar a humanos y si los resultados son prometedores, probarla en grupos aun más grandes de personas. Por muy desesperados que estemos, estos pasos son necesarios porque lo más importante -al margen de la efectividad - es quela vacuna sea segura. Por último, se tendrá también que escalar su producción a nivel mundial y a esto añadirle el tiempo que tardemos en vacunar a la población, que no será poco. Teniendo en cuenta todos estos requerimientos, creo que mucha gente estará de acuerdo conmigo en que un año es un tiempo récord.

“Queda muy bien que España dé ahora a ciertos centros unos cuantos millones para investigar, pero no podemos recurrir a la ciencia solo cuando estamos en crisis”

–¿Y si cuando comience el frío no hay vacuna, cómo nos afectará el coronavirus?

–En el caso de que no hubiese vacuna, cabría esperar que la situación fuera mejorando conforme vaya pasando el tiempo. El SARS-CoV-2 es un virus nuevo en el sentido de que nunca antes había circulado e infectado a humanos y debido a esto no teníamos una inmunidad preexistente. Este escenario debería cambiar conforme la población se vaya infectando, de manera que cada vez serán más las personas que hayan generado anticuerpos para hacer frente al virus. Lo que aún desconocemos es si estos anticuerpos serán capaces de protegernos completamente de futuras reinfecciones o cuánto tiempo durará dicha inmunidad.

–Otra polémica es la de realizar test y sus resultados ¿qué opina?

–Realizar test de forma masiva para detectar el virus hubiese tenido sentido sobre todo al principio, cuando todavía había pocos casos diagnosticados. De esta manera habría sido más fácil identificar y aislar los primeros focos para así contener lo más posible al virus. Ahora que en España la infección está ampliamente extendida, este tipo de test ya no es tan importante, a no ser que se trate de gente que presente síntomas evidentes de padecer COVID-19 y eso es justamente lo que se está haciendo. Una vez hayamos pasado esta primera ola de infección, lo interesante sería realizar otro tipo de prueba, que son los llamados test serológicos. Estos, a diferencia de los anteriores, no se basan en detectar la presencia del virus, sino en saber si hemos desarrollado anticuerpos que nos puedan proteger de futuras infecciones. Estos datos serán muy relevantes ya que nos permitirán estimar qué porcentaje de la población ha sido infectada y ha logrado desarrollar inmunidad. Con estos datos sobre la mesa, será mas fácil hacerse una idea de qué es lo que podemos esperar cuando llegue la segunda ola de infección.

“Es muy probable que todos, o casi todos, terminemos por infectarnos en mayor o menor medida del COVID-19 hasta que haya una vacuna disponible”

–¿Aprenderemos la lección y no se aparcarán proyectos de investigación que a priori no parecen relevantes?

–Llegados a este punto ceo que todo el mundo es consciente de la gravedad de la situación. Lo que nos esta tocando vivir nos afecta a todos de primera mano y nos tiene que servir como una lección de vida que haga cambiar la mentalidad de sociedad y gobiernos para darle a la ciencia la importancia que se merece. Refiriéndome al caso concreto de España, queda muy bien que ahora se dé a ciertos centros de investigación unos cuantos millones de euros para investigar y conseguir una vacuna contra el SARS-CoV2, pero no es suficiente. Lamento decir que la ciencia es una inversión a largo plazo: no podemos olvidarnos de ella durante años para después recurrir a ella en momentos de crisis y pretender que solucione nuestros problemas en un abrir y cerrar de ojos. Los que nos dedicamos a esto lo vemos claro, pero necesitamos que la sociedad también se de cuenta y nos ayude.

PALABRAS CLAVE

Recupera variable LOGO:
https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/d02eb2dc-2fcb-4c80-a2f6-a5cfab1e30e3.svg

https://www.lagacetadesalamanca.es/base-portlet/webrsrc/ctxvar/a835bb89-65e8-449c-9619-d30e7c8e74ec.png