19 abril 2019
  • Hola

¿Qué es el síndrome del médico quemado? En Salamanca ya se deja notar

Los médicos salmantinos están rechazando de forma mayoritaria las ofertas de aplazar su jubilación para paliar la falta de nuevos profesionales

14 abr 2019 / 17:57 H.

Los médicos estamos desmotivados”, confiesan. El presidente del Colegio de Médicos de Salamanca, Santiago Santa Cruz, informa de otro dato relevante: “la Consejería de Sanidad está ofreciendo a los médicos que aplacen su jubilación para seguir trabajando unos años más, pero lo están rechazando de forma mayoritaria”. El representante de los médicos salmantinos lo achaca al denominado ‘síndrome del médico quemado’. “Existe tanta sobrecarga asistencial que en lugar de aceptar trabajar más allá de los 65 años, muchos profesionales se están prejubilando. Esto es inédito. En todos los años que llevo trabajando jamás había visto esto”, confiesa.

Las posibles causas de que los médicos salmantinos –y de casi toda España- estén tan ‘quemados’ se debe a que “durante mucho tiempo no se ha contado con ellos”. “Antes les obligaban a jubilarse forzosamente, lo que aumentó el cabreo. También se les retiró la manutención de las guardias presenciales, se exigieron más resultados desde Sacyl sin haber sido negociados, se desoyó la opinión general de que la historia clínica electrónica era muy deficiente, etc”, enumera el otorrino, Santiago Santa Cruz.

Ahora no hay vuelta atrás y “a corto plazo no hay solución”, aseguran. “La única fórmula es a medio plazo porque formar a un especialista son, mínimo, cinco años entre el examen MIR y la formación de residentes. Aunque aumentaran el número de plazas MIR que se está solicitando, hasta dentro de cinco años no los tendrían disponibles”, expresan. A la espera de ‘fabricar’ nuevos médicos, los especialistas recomiendan mimar a los que ya están, porque las 800 jubilaciones previstas son sin contar los que se retiren antes: “Los cursos de gestión sanitaria señalan como uno de los factores más importantes por parte de los gestores el de tener motivado al trabajador, y esto se ha descuidado mucho durante los últimos años en Sacyl”.

TESTIMONIOS

Santiago Alberca (Médico prejubiado en Villoria): “Lo dejé antes no por estar quemado, sino abrasado”

Se jubiló un año y medio antes de cumplir 65. “Escribí una carta para explicar que lo dejaba porque me podía pasar algo a mí, o a algún paciente por estar pensando en cosas que no son Medicina. Me ofrecieron seguir hasta los 65 y dije que no. No lo dejo por el síndrome del médico quemado, sino por estar abrasado”, explica el doctor Alberca. Tras décadas en la provincia salmantina, presume de ser “médico clínico al que le gusta ver pacientes, intentar diagnosticarle oportunamente y luego tratarle”, explica. “Con toda la buena voluntad intentas hacerlo así, pero hay un sistema informático que ni funciona ni lo hará en la vida. Solo lo parchean. Te resta tiempo y te quema. Una burocracia que en lugar de aliviarse con la informática, se acentúa. Las libranzas por guardia salen a costa tuya... Al final son múltiples detalles que te hacen ver que no te cuidan, y decides dejarlo”.

Manuel Ángel Herrera (Médico de Villares con 67 años): “Me gusta mucho mi trabajo y espero seguir hasta los 70”

Es la otra cara de la moneda. Reconoce que “ahora se está mucho más agobiado que hace unos años”, pero ha aceptado la propuesta de aplazar su jubilación. “Tengo ahora 67 años y este es el tercero que prolongo”, explica. Lo hace por pura vocación. “Me encuentro bien físicamente, me gusta mi trabajo y creo que me tratan bien”, argumenta. Manuel Ángel dice comprender perfectamente a quienes se prejubilan o ponen punto y final a los 65 años. “Yo entiendo perfectamente la situación de algunos compañeros porque hay mucha diferencia con cómo era el trabajo hace años, pero es que llevo más de 40 años haciendo esto y me gusta mucho la Medicina. Cuando te gusta una cosa y estás a gusto en el trabajo, lo llevas mucho mejor”. ¿Hasta cuando? “Si Dios quiere, porque a estas edades ya nunca se sabe, espero poder seguir ejerciendo la Medicina hasta los 70 años”, promete el facultativo.

PALABRAS CLAVE