03 abril 2020
  • Hola

“Que el ritmo no pare”: así es el sexo a partir de los 65

Se trata de datos aportados por la doctora María Fernanda Lorenzo, del Hospital de Salamanca

19 feb 2020 / 10:33 H.

El Día Europeo de la Salud Sexual se ha centrado este año por los más ‘veteranos’: los que se jubilan laboralmente, pero no por ello dejan de tener vida sexual.

La doctora María Fernanda Lorenzo escribió el pasado año sobre ‘sexualidad en la tercera edad del varón’. Se trata de un estudio nacional sobre población general -no sobre pacientes de un determinado servicio- que forma parte de un libro (‘Las personas mayores y el estado del bienestar. Por un envejecimiento activo’) y que arroja conclusiones sorprendentes: “El 62,3% de los varones mayores de 65 años son sexualmente activos” y la frecuencia sexual más común en este tramo de edad es de “2 a 4 veces al mes”. Aunque este ritmo “disminuye en los mayores de 75 años”, siguen siendo cifras destacables: “El 55,2% de varones de más de 75 años tiene relaciones sexuales al menos dos veces al mes”.

El trabajo fue encargado por un agente social que necesitaba conocer la realidad sexual de los ‘mayores’ españoles y acudió a una especialista en la materia para recopilar toda la información existente hasta el momento. El libro se apoya en hasta una veintena de publicaciones sobre sexualidad y tercera edad, así como en la Encuesta Nacional de Salud Sexual realizada bajo la tutela del Ministerio de Sanidad.

Las cifras de ámbito nacional “distan bastante de las que se manejan en los servicios de Urología”, apunta la doctora Lorenzo, porque ya se trata de personas con algún tipo de patología específica. Por ejemplo, la disfunción eréctil.

La frecuencia sexual más común registrada entre los mayores entre 65 y 74 años fue de “dos a cuatro veces al mes”

El libro de la profesora de la Universidad de Salamanca cita un estudio de Massachusetts, en el que se calcula que “sólo el 48% de los varones entre 40 y 70 años no tienen ningún tipo de disfunción eréctil”. Dicho al revés: el 52% sí que la tienen, tanto si es mínima (17%), moderada (25%) o completa (10%), pero siempre hablando de población general.

“Por disfunción eréctil se entiende la incapacidad persistente o recurrente para mantener la rigidez suficiente en el pene y que esta incapacidad se prolongue al menos durante tres meses, excepto en casos secundarios a traumatismos o cirugías”, señala. De hecho, la disfunción eréctil ya es un indicador de salud que puede predecir la presencia de enfermedades cardiovasculares muy serias”.

Las recomendaciones para el tratamiento de la disfunción eréctil en varones de esta edad comienza siempre por corregir factores de riesgo como el tabaco, alcohol, el exceso de peso y practicar ejercicio. A partir de ahí se puede iniciar el tratamiento escalonado con fármacos que jamás se pueden usar indiscriminadamente y sin control médico.

PALABRAS CLAVE