18 septiembre 2019
  • Hola

Publicadas las expropiaciones para eliminar los pasos a nivel de Gomecello

Adif derribará u ocupará 7 edificios para suprimir estos pasos en la línea a Medina

22 may 2019 / 17:49 H.

La supresión de los pasos a nivel en Gomecello que permitirá a los trenes Alvia reducir el tiempo de viaje a Madrid obligará a derribar u ocupar de forma temporal siete inmuebles ubicados en el casco urbano de la localidad salmantina. Se trata de una pequeña parte de las expropiaciones que va a realizar el Estado en el término municipal para que las obras que ha licitado Adif puedan desarrollarse sin problemas.

La eliminación de ambos pasos se ha convertido en la principal actuación que queda por efectuar en la línea de ferrocarril entre Salamanca y Medina tras la electrificación que se puso en marcha a finales de 2015. La empresa pública ha defendido que la mejora del trazado a su paso por la localidad permitirá disminuir el tiempo de viaje a Madrid de los Alvia, aunque no precisa cuánto. En la actualidad el trayecto dura 96 minutos y el paso por Gomecello es uno de los más lentos del recorrido. Al suprimirse los pasos a nivel y el riesgo de un posible accidente en el que se vean inmersos vehículos o peatones, los trenes reducirán menos la velocidad y se acercarán a los 155 km/hora que permite la vía hasta Medina del Campo.

Las expropiaciones, publicadas este martes en el Boletín Oficial del Estado y de la Diputación, afectan principalmente a terrenos rústicos. En total son 79 las parcelas que el organismo público expropiará, utilizará de servidumbre u ocupará, de las que 7 hacen referencia a inmuebles urbanos. Todos ellos se encuentran situados en pleno casco urbano y junto al paso de nivel ubicado en pleno pueblo. Es el más peligroso de los dos, ya que son muchos los vehículos de Gomecello y de otros municipios —Cabezabellosa de la Calzada y Pitiegua—, que lo utilizan para ir a Pedrosillo el Ralo o incorporarse a la A-62, además de los vecinos que lo cruzan a pie.

La solución planteada por Adif en este punto del trazado de la vía es la construcción de un paso inferior tanto para transeúntes como para vehículos. La actuación contempla también la mejora del entorno urbano. Las expropiaciones y derribos afectan de manera directa a 6 inmuebles —dos almacenes, un comercio y tres viviendas—, a lo que se suma un séptimo que se utilizará como servidumbre y ocupación temporal.

La publicación de las expropiaciones representa un paso más dentro de la tramitación de la obra, que está pendiente de adjudicación después de que el pasado noviembre se licitará por un valor de 7,3 millones d euros. La apertura de ofertas tuvo lugar en marzo, por lo que se está pendiente de que los técnicos elijan a una de las empresas que se han presentado al concurso. A la vista de lo ocurrido con otras inversiones en la línea ferroviaria, y si no hay más retrasos, el inicio de las obras tendrá lugar entre finales de año y principios de 2020. El tiempo para ejecutar las dos actuaciones es de 22 meses, por lo que la obra no estará terminada hasta 2022. Un importante retraso respecto al compromiso adquirido por el Gobierno de Mariano Rajoy, que contemplaba que la eliminación de los dos pasos a nivel de Gomecello estuvieran terminados en 2020.