Borrar
Agentes de la Policía Local en una vivienda tras el aviso por exceso de ruido. ARCHIVO
La presión policial 'silencia' Salamanca

La presión policial 'silencia' Salamanca

Los expedientes por ruido descendieron el año pasado tanto en establecimientos (34), como en pisos (151), una de las cifras más bajas de la década

Belén Hernández

Salamanca

Viernes, 19 de enero 2024, 07:29

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El incremento de la actividad fuera de casa ayudó a reducir los expedientes por exceso de ruido en las viviendas tramitados por la Policía Nacional en 2023, así como el celo de los agentes para garantizar que se cumple con la normativa.

Según la Concejalía de Protección Ciudadana, los agentes ejecutaron más de 4.000 actuaciones, lo que supone una media de 11 cada día, aunque lo cierto es que la mayoría se concentra en el entorno de los fines de semana.

Así, el año acabó con 151 expedientes abiertos por molestias en viviendas, 17 menos que durante el año anterior y una de las cifras más bajas de los últimos años.

Siguen siendo las actuaciones más habituales, dado que acaparan 7 de cada 10 sanciones por este motivo.

También descendieron los expedientes por ruidos generados en establecimientos, que cayeron de 37 a 34. En este apartado hay un dato llamativo y es que los expedientes a hosteleros subieron a la cifra más alta de la década.

Sumaron 30 a lo largo del año, 3 más que el año anterior y lejos de los 24 de 2019, hasta ahora la cifra récord.

Según ha podido conocer este periódico, algunas de estas sanciones se producen porque los locales dejan la puerta abierta, generando ruidos y molestias a los vecinos que avisan a la Policía. No obstante, no siempre se les multa por superar los decibelios permitidos. En algunos casos los agentes se desplazan hasta el establecimiento y comprueban que no supera el límite de decibelios, pero les sancionan por la puerta, que siempre debe estar cerrada.

En cuanto a la gravedad de las infracciones, hay que reseñar que las muy graves han caído casi un 40% hasta los 61 expedientes.

Sí es cierto que las sanciones graves han subido a 56 (10 más), del mismo modo que las leves, que han ascendido comparadas con el año anterior hasta las 34 (10 más).

También llama la atención el alza de procesos abiertos por molestias de obras, tráfico o incluso a artistas callejeros que superan los límites permitidos de ruido llama especialmente la atención.

Según la Concejalía de Protección Ciudadana, el año pasado se multiplicaron por 6, hasta llegar a 40 expedientes.

Por otro lado, cabe recordar que en el caso de fiestas y ruidos en pisos el récord de expedientes de los últimos 12 años se registró en 2012, cuando se alcanzaron los 252. Después la capital inició un descenso notable hasta el año 2019 cuando la tendencia cambió y las sanciones subieron a 207 .

El año de la pandemia todavía se registró una cifra importante de 168 expedientes debido a las fiestas en los pisos ante el cierre de la hostelería y los toques de queda que cerraron los establecimientos a partir de las 20:00 horas.

El incremento de las multas de 300 € a 700 € redujo las sanciones en 2021 al mínimo: 86.

Según Ángel Molina, concejal de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes, el Ayuntamiento de Salamanca continua con el compromiso de actuar en la verificación de las medidas que garanticen una correcta convivencia en el bienestar, frente a las molestias que se derivan de la exposición a los ruidos.

«Ese compromiso se manifiesta en las más de 4.000 actuaciones que se llevaron a cabo en 2023 la Policía Local», especifica.

También defiende que los agentes «continuamente han comprobado con sus actuaciones la exposición a los ruidos y la verificado del cumplimiento de la normativa vigente».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios