15 diciembre 2019
  • Hola

Pillan in fraganti a una empresa de construcción vertiendo escombros en terrenos del ‘volcán de Garrido’

El conductor y el copiloto del camión aseguraron que era arena para sembrar cultivo pero la Policía comprobó que eran residuos

21 nov 2019 / 08:33 H.

El refuerzo de la vigilancia policial en el extrarradio de Salamanca para atajar el vertido de residuos está corroborando las sospechas: parte de los escombros que se amontonan en solares sin uso son arrojados por pequeñas empresas de construcción que incumplen la normativa actual de tratamiento de residuos.

Prueba de ello es el expediente que ayer se analizó en la Comisión de Medio Ambiente. A principios de noviembre agentes de la Policía Local localizaron en el “volcán de Garrido”, parcelas que se encuentran detrás del Multiusos, a un camión pluma de una empresa de material de construcción. El copiloto, como responsable de la compañía, explicó que en el vehículo no llevaban escombros sino arena que iban a depositar en unos terrenos de cara a la siembra de cultivos y que contaba con la autorización del propietario de estos para hacerlo. Pero los agentes comprobaron, según recoge el parte policial, que realmente se trataba de escombros camuflados con arena.

Ante estos hechos, se informó al titular de la empresa infractora que para realizar esa actividad se requiere autorización del dueño de la parcela, del Servicio de Medio Ambiente y además comunicarlo a la Policía Local. Ante la falta de toda esa documentación, se abrió un expediente sancionador que se resolverá previsiblemente con una multa de entre 751 y 1500 euros.

Según los últimos datos facilitados por el Consistorio, desde finales del pasado mes de julio la Concejalía de Medio Ambiente ha recogido 350.460 kilos de escombros en el denominado ‘volcán de Garrido’, en la Calzada de Medina, la calle Río Duero, el Camino de Moriscos, en la trasera de la calle la Babia, en el poblado de Vistahermosa y las calles Sierra Quilana, Mayor de Chamberí y Fernando Pessoa.