06 agosto 2020
  • Hola

Piden que la formación sume más méritos para acceder a plazas médicas específicas

Profesionales de renombre del Hospital reclaman aumentar la exigencia en los puestos vacantes de los servicios de referencia | “Como solo cuenta la antigüedad, formarse fuera te penaliza”

12 jul 2020 / 16:55 H.

La promesa de fidelizar a los MIR que terminan su residencia como premio a los servicios prestados en la pandemia ha quedado en agua de borrajas. Las plazas vacantes en todos los hospitales salen a la bolsa de trabajo con el habitual criterio de que aquel que tenga más años de experiencia se colocará primero en la fila.

Los jefes de los servicios más punteros reivindican la necesidad de que haya nuevas normas para acceder a determinadas plazas y que no solo se valore la antigüedad o el tiempo apuntados en la bolsa de trabajo. “Puede que un especialista en terapias CART se marche del Hospital, esa plaza salga a concurso de traslados y la ocupe un hematólogo que se ha pasado toda su vida en un hospital comarcal y que no ha visto un CART en su vida, pero le asiste el derecho a estar en el Hospital de Salamanca”, ejemplifican.

El máximo responsable del servicio de Hematología en el Hospital de Salamanca, Marcos González -considerado uno de los 100 mejores médicos del mundo por Forbes- defiende un equilibrio entre el derecho de los profesionales en los concursos de traslados, y el derecho de los pacientes a ser atendidos por el profesional más cualificado. “El conflicto entre ambos derechos se soluciona con que en determinados servicios de referencia -los que prestan servicio a todos los pacientes de una comunidad o del resto del país- algunas de las plazas que se convocan sean perfiladas”. Es decir, exijan una serie de condiciones más allá de los años de antigüedad.

Marcos González menciona, entre otras, a los méritos de docencia e investigación”. “No puede ser que realizar una tesis doctoral tenga el mismo mérito que tener cuatro presentaciones en un congreso regional. No puede ser que marcharse al extranjero para especializarse en un campo no solo no se valore, sino que además juegue en tu contra, porque esos años que han estado aprendiendo las técnicas más complejas en un centro de prestigio no cotizan como tiempo trabajado y al regresar a España estarás en inferioridad de condiciones respecto a alguien que pasó ese tiempo en un hospital pequeño”.

La voz del hematólogo representa a otros importantes especialistas del Hospital de Salamanca que están intentando elevar una solicitud para que existan ciertas plazas reservadas a ‘superespecialistas’ y que los enfermos se beneficien de estar en las mejores manos.

“Es necesario hacer cambios estructurales y dotar de más recursos a esas unidades de referencia si se desea que los pacientes de Castilla y León reciban las mejores terapias posibles”, apunta.

PALABRAS CLAVE