Borrar
Aníbal y la puerta de la muralla que da directamente al río.
Orgullo salmantino: el día que sus mujeres derrotaron al temible Aníbal

Orgullo salmantino: el día que sus mujeres derrotaron al temible Aníbal

En la segunda guerra púnica las salmantinas le demostraron al cartaginés su carácter y su valentía

La Gaceta

Miércoles, 19 de junio 2024, 12:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En la segunda guerra púnica -año 219 a.C.-los cartagineses llegaron hasta la ciudad de Salamanca y los salmantinos tuvieron una actuación valerosa, especialmente sus mujeres. Nos lo narra Plutarco: «Como Aníbal, hijo de Barca, antes de llevar la guerra a los romanos, atacase a Salamanca, ciudad grande de Hispania, los habitantes, temiendo por sí, le prometieron someterse y entregarle trescientos talentos de plata y trescientos ciudadanos en rehenes. Alzado el sitio por Aníbal, mudaron de parecer los salmantinos y no mantuvieron sus promesas. Y así volvió Aníbal y prometió a las tropas el saqueo de la ciudad. Aterrados entonces los ciudadanos, pactaron que, abandonada la ciudad, las armas, los bienes y los esclavos, se dejaría marchar a los hombres libres con sus vestidos. Pensando las mujeres que mientras los varones fuesen registrados uno a uno, en ellas no se repararía, tomadas sus espadas y ocultas, acompañaron a los que salían».

«Fuera ya de todos, Aníbal confió su custodia a los Massesilios en un barrio extramuros, y el resto del ejército saqueó desordenadamente la ciudad. Viendo esto los Massesilios y no pudiendo contenerse más descuidaron la custodia de los cautivos y reclamaron su parte del botín. Exhortados entonces los maridos por las mujeres, les entregaron las espadas gritando, y aún algunas se arrojaron ellas mismas sobre sus guardas, y una de ellas, arrebatando al intérprete Banón la pica, le hirió con ella, no obstante la coraza que le defendía«.

Desde aquel día se conoce como puerta de Aníbal la puerta de la muralla que da directamente al río, aquella por la que entró en la ciudad el púnico.

Newsletter

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios