11 agosto 2020
  • Hola

Nuevas medidas para que haya atracciones en las ferias de septiembre de Salamanca

El “parque de atracciones seguro” tendrá menos aforo, más días del niño y tickets más baratos

12 jul 2020 / 12:39 H.

La Asociación de Feriantes de Salamanca (Asfersa) se reunió esta semana con el Ayuntamiento de Salamanca para analizar el minucioso proyecto encargado a una empresa externa de ingeniería industrial para retomar las atracciones del recinto ferial de La Aldehuela durante las Fiestas de septiembre.

Un proyecto de “parque de atracciones seguro” que incluye vallado completo de 850 metros (con dos metros de alto), tres accesos con control de temperatura y medidas de higiene. La estimación inicial de aforo se estableció en 2.725 personas, en base al espacio del recinto y la superficie asignada de 3,33 metros cuadrados para cada persona. Sin embargo, los ingenieros de STS Termonova han retocado el proyecto ajustándose a la normativa regional, por lo que se reducirá el aforo hasta las 2.265 personas (4 metros cuadrados por persona). Un asunto que analizarán y votarán todos los feriantes en una futura reunión, con el fin de llevar un proyecto actualizado y conforme a la normativa a la próxima reunión con el Consistorio, quien de momento no ha descartado nada y se ha mostrado receptivo.

Otros de los asuntos que estudiarán los feriantes es la opción de organizar cuatro días del niño con descuentos especiales, al haber menos aforo que otros años y para dar más opciones a las familias. “También se planteará una bajada considerable del precio de los tickets respecto a otros años, porque la situación de los ciudadanos, muchos en Ertes, es complicada”, confirma Ángel Lerma, presidente de Asfersa, asociación integrada en CES.

Una jornada solidaria de recogida de alimentos, un homenaje a los sanitarios y ampliación de los horarios de apertura también durante las mañanas hasta el inicio del curso escolar, son otras opciones que se plantean para compensar el menor aforo.

Cabe recordar que el proyecto de los feriantes incluye la contratación de agentes de seguridad que se situarían en cada uno de los tres accesos para controlar el aforo, contabilizando los accesos y salidas, y para tomar la temperatura a todas las personas que entren al recinto. Las personas que se sospeche o tengan fiebre no podrían acceder.

A ello se unen medidas pasivas de distanciamiento para organizar a los usuarios de cada atracción, venta o establecimiento mediante vallado ligero y marcas en el suelo para evitar colas en taquillas y accesos. Además, se plantea usar plazas alternas en las atracciones salvo cuando sean miembros de la misma familia y reducir a una persona la ocupación de los coches de choque. Se desinfectarán las superficies habitualmente tocadas por las manos o bien se suministrarán guantes desechables, se limitará la manipulación de tickets, y el uso de equipos de mascarillas será obligatorio en todo el recinto.

Mientras grandes ferias como las de Albacete y Murcia de septiembre ya se han suspendido y también en Palencia en Castilla y León, los feriantes salmantinos se muestran esperanzados aunque cautos para poder organizar las ferias de Salamanca, eso sí, con la vista puesta en la situación epidemiológica y los posibles rebrotes. El objetivo es poder trabajar para paliar la crítica situación que padecen muchos feriantes por el parón del confinamiento y la suspensión de fiestas.

PALABRAS CLAVE