06 agosto 2020
  • Hola

Ni el confinamiento les frena: dos menores denunciados por pintadas en pleno estado de alarma

Las infracciones, “muy graves”, contemplan sanciones de 751 euros | El Ayuntamiento tramita otras cuatro multas por pintadas

13 jul 2020 / 15:55 H.

El Ayuntamiento de Salamanca ha tramitado durante el mes de junio, una vez concluido el estado de alarma, seis propuestas de sanción por infracción de “carácter grave” a la Ordenanza Municipal de limpieza urbana y gestión de residuos consistentes en la realización de pintadas, manchas o grafismos prohibidos en el artículo 20 de dicha ordenanza. En concreto, se han incoado expedientes sancionadores a dos menores por la realización de pintadas en la calle Espronceda, en el túnel peatonal bajo el ferrocarril, en una zona muy próxima al parque de La Alamedilla. La Policía Local ha interpuesto sendas sanciones a ambos menores por esta infracción, cometida el 14 de mayo, durante el estado de alarma. El Ayuntamiento de Salamanca ha propuesto una sanción de 751 euros para cada uno de ellos.

Además, el Consistorio ha efectuado también otras cuatro propuestas de sanción por infracción grave por otras pintadas realizadas en la calle Cuesta, que fueron notificadas por agentes de la Policía Local el 13 de marzo, un día antes de la declaración del estado de alarma. Se trata de cuatro adultos, que recibirán multas por un importe de 751 euros cada uno de ellos, según ha podido saber LA GACETA de fuentes municipales.

Estas infracciones han sido tramitadas durante el pasado mes de junio por el Ayuntamiento de Salamanca, una vez concluido el estado de alarma y, como consecuencia, la suspensión de plazos administrativos.

Ya el pasado mandato el Consistorio se propuso atajar el problema de las pintadas vandálicas. Fue en 2016 cuando la Policía Local logró pillar in fraganti al mayor número de grafiteros mientras dañaban edificios y mobiliario público. Si ese año fueron 47 los expedientes sancionadores abiertos, en 2019 fueron prácticamente la mitad, 24, según datos de la Concejalía de Medio Ambiente. Solo en el último ejercicio han caído las denuncias un 25%. Ciertamente en los últimos años se ha detectado un descenso de la presencia de pintadas en la ciudad -en 2018 se eliminaron 2.885 pintadas- respecto al pico que alcanzaron en 2015, cuando los servicios municipales detectaron más de 4.000 grafitis vandálicos. Pero cada año las arcas municipales destinan más de 200.000 euros a retirar las pintadas de calles y estas vuelven a aparecer unas semanas después.

En los últimos años se han producido mejoras en el servicio, tanto en el capítulo de personal, como en materiales. Así, tres nuevos trabajadores se sumaron al operativo con el único objetivo de localizar pintadas en los barrios y conseguir el permiso del propietario del edificio para proceder a su limpieza. Además, se ha desarrollado un protocolo de intervención, validado por la Comisión Territorial de Patrimonio que, entre otros asuntos, especifica los procedimientos a emplear en función del material de la fachada a limpiar (piedra arenisca, ladrillo, etc.).

Multa de mil euros por vertidos en el poblado de Vistahermosa

El Ayuntamiento de Salamanca ha incoado un expediente sancionador a una empresa por la presunta comisión de una infracción de carácter grave a la Ordenanza Municipal de Limpieza Urbana y Gestión de Residuos consistente en el abandono y vertido de residuos. En concreto, la Policía Local tramitó la correspondiente denuncia tras haber localizado una gran cantidad de residuos en la zona conocida como el poblado de Vistahermosa, que había sido limpiada previamente por los servicios municipales. La Policía Local comprobó que entre los restos había documentos identificativos de una empresa, por lo que, tras comprobar su procedencia, se realizó la correspondiente denuncia.

PALABRAS CLAVE