Borrar
Un coche fúnebre circulando por la ciudad. ARCHIVO
La natalidad, al alza y la mortalidad, en mínimos: una pequeña esperanza demográfica para Salamanca

La natalidad, al alza y la mortalidad, en mínimos: una pequeña esperanza demográfica para Salamanca

Las cifras de decesos más bajas de la última década contrastan con el mayor número de nacimientos de los últimos cuatro años

Domingo, 23 de junio 2024, 11:39

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Después de tocar fondo en los años anteriores, las estadísticas demográficas vuelven a arrojar datos positivos para la provincia. La natalidad continúa en ascenso y la mortalidad se encuentra en los niveles más bajos de la última década, según los últimos datos que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Aunque, con estas cifras Salamanca está todavía muy lejos de escapar del decrecimiento vegetativo —cada semana nacen una media de 33 niños y fallecen unos 77 salmantinos—, sí ayuda a frenar la «sangría» poblacional.

Desde 2020 no nacían tantos pequeños en la provincia. En el primer cuatrimestre fueron 575 los bebés que vinieron al mundo en Salamanca. Fueron casi un 4 % más que entre enero y abril de 2023; un 7,5 % más que en 2022, y un 8 % más que un año antes. Durante cuatro meses consecutivos, los nacimientos han aumentado respecto al anterior ejercicio, pero incluso así no se han logrado superar los registros del año previo a la pandemia. En el mismo periodo de 2019, cuando ya se registró una cifra inferior a todos los años anteriores, nacieron 19 niños más que en el primer cuatrimestre de 2024.

Por el contrario, las 1.711 defunciones registradas entre el 1 de enero y el 2 de junio constituyen la cifra más baja de decesos para este periodo desde 2014, cuando fueron 1.590. Según el INE, en las 22 primeras semanas del año, en la provincia descendió la mortalidad un 0,81 % respecto a 2023. Después de que la covid disparase la cifra de fallecimientos en 2020 y de que en 2022 la resaca de la pandemia volviese a elevar las defunciones a cifras muy por encima de las normales, la provincia vive ahora un «efecto rebote», en el que las actas de defunción son menos que en cualquiera de los nueve años anteriores.

El aumento de la natalidad es proporcionalmente mayor al que se registra en el conjunto de España, donde el incremento interanual ha sido del 1,24 %. Por lo que respecta a los decesos, en el país las cifras son superiores ya a las del pasado ejercicio (0,30 %), mientras que en Salamanca continúan a la baja (-0,81 %).

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios