11 julio 2020
  • Hola

La otra cara del virus: 500 niños salmantinos infectados

Salamanca ha registrado medio millar de niños de menos de 10 años que presentaban síntomas de la enfermedad

06 may 2020 / 10:55 H.

El análisis de los datos sobre contagiados por COVID-19 muestra mucho más que la vulnerabilidad de los más mayores. La incidencia del virus aumenta de manera clara entre las personas de más edad, mientras que los contagios en los más pequeños se reducen. De hecho, la tasa de casos entre mayores de 80 años dobla la de los menores de edad en Salamanca. Una diferencia que, sin embargo, no debe significar que el virus no afecta a los menores. De hecho, Salamanca ha registrado medio millar de niños de menos de 10 años que presentaban síntomas de la enfermedad.

El informe de la Junta recoge que el número de contagios por cada mil personas es de 49 en la franja de 80 años o más, una tasa muy alta. En los que tienen de 10 a 19 años, la incidencia es de 10 casos por mil habitantes, pero entre los más pequeños, los de 0 a 9 años, asciende a casi 21 para los niños, mientras que en las niñas es de 24. Datos que evidencian que, a pesar de ser en su mayoría asintomáticos, los pequeños no son tan inmunes al COVID-19 como se pensaba.

Hay varios factores que explican el mayor número de contagios entre los mayores. La principal es que su estado de salud es más débil, al estar más afectados por enfermedades crónicas que el coronavirus contribuye a agravar. El segundo motivo consiste en que esa fragilidad resulta aún más perjudicial cuando los mayores conviven en una residencia. Si el virus ha entrado en el centro, la probabilidad de contagio es mucho más alta, como ha quedado reflejado desde mediados de marzo. A favor de los menores, en cambio, ha jugado el cierre de los centros educativos por el estado de alarma, lo que ha evitado una mayor expansión del virus entre los niños.

Los mayores de 80 años tienen la tasa por 1.000 habitantes más alta de Salamanca. Sin embargo, en valores absolutos, el mayor número de contagios se da en la franja de 50 a 59 años. Suma más de 1.800 casos, aunque la tasa sea inferior al existir en la provincia más población de esa edad que de más de 80 años, como es lógico.

Una cuestión llamativa es que el número de positivos entre las mujeres es más alto que entre los hombres, una diferencia que se advierte sobre todo entre los 30 y 59 años. La existencia de posibles causas biológicas que expliquen una mayor facilidad de contagios o de mostrar síntomas de la enfermedad en el sexo femenino está todavía por demostrar con exactitud por los científicos, pero en algunas franjas de edad la diferencia de contagios con los hombres llega a ser de hasta un 40% más, como ocurre entre los 50 y 59 años. En edades más tempranas, en cambio, la distancia es mínima.

La comparación con los datos regionales revela que Salamanca muestra una mayor incidencia que la media de la Comunidad en todas las franjas de edad. No obstante, hay algunas en las que la diferencia resulta importante, sobre todo entre los 50 y 69 años, entre los 30 y los 39 y entre los 0 y 9 años. Sirva de ejemplo que la tasa de contagios por mil habitantes entre los 50 y 59 años en Salamanca es de 28,5 en los hombres y de 43,5 en las mujeres, mientras que en Castilla y León la media es de 22,1 y 34 respectivamente. En cambio, en la franja de mayores de 80 años, aunque la tasa de la provincia es más alta que la regional, la diferencia resulta mínima.

La edad influye en el desarrollo de la enfermedad, aunque hay provincias de la Comunidad en las que esté factor tiene aún más relevancia. En Soria y Segovia, por ejemplo, los mayores de 80 años representan el 27% y 21% de los contagiados respectivamente. El porcentaje resulta llamativo en comparación con el de Salamanca, que se acerca al 17%. Zamora, en cambio, es la provincia de la comunidad en la que el porcentaje de personas de más de 80 años con el coronavirus es más bajo, solo el 14%.

Salamanca es la cuarta provincia de Castilla y León con más incidencia del COVID-19 de acuerdo a su número de habitantes. Por delante están Segovia y Soria, y ligeramente por encima Ávila. Se trata de las cuatro provincias más próximas a Madrid, donde surgió el principal foco de la pandemia. Zamora es la provincia de la Comunidad mejor parada, con una tasa que es la mitad de la de Salamanca.

PALABRAS CLAVE