02 abril 2020
  • Hola

Más casos de acoso escolar en Salamanca e incremento de los conflictos en las aulas

El curso pasado investigó 37 posibles casos de ‘bullying’ en Salamanca, de los que confirmó media docena, frente a los 3 del anterior | Crecen los centros que informan de incidencias

17 feb 2020 / 11:29 H.

La Consejería de Educación detectó el curso pasado seis casos de acoso en Salamanca. La cifra supone duplicar los que confirmó en el 2017/2018, cuando hubo tres. No obstante, y como dato positivo, las posibles situaciones de ‘bullying’ que tuvo que investigar la inspección educativa disminuyeron en el 2018/2019 en comparación con el curso anterior, al pasar de 56 a 37. Así se desprende del último informe del Observatorio de Convivencia Escolar que dio a conocer la consejera, Rocío Lucas. Un aspecto que sí preocupa es el aumento de la conflictividad en las aulas. Aunque no hay datos por provincias, los regionales muestran un notable incremento de las incidencias, sobre todo las protagonizadas por disputas entre los propios estudiantes y de las de estos con sus profesores.

El informe constata que de la media docena de casos de acoso escolar detectados en Salamanca, en uno de ellos se utilizaron las nuevas tecnologías y redes sociales, por lo que entra dentro del ciberacoso. El curso 2017/2018 también solo hubo un caso confirmado de este tipo de ‘bullying’, mientras que en el 2016/2017 ascendieron a cinco.

El dato más preocupante, aparte del acoso escolar, se encuentra en el elevado incremento de incidencias que los centros han puesto en conocimiento de la administración educativa. En Salamanca, por ejemplo, aumentaron al centenar los colegios e institutos que informaron de hechos que interrumpieron clases o que influyeron negativamente en la convivencia escolar, El año anterior fueron 92 los que dieron este paso.

La Consejería quiere aumentar en los próximos cursos las actividades de convivencia en colegios e institutos

En cuanto a las incidencias, aunque la mayoría fueron interrupciones en el aula, sí resulta preocupante el mayor número registrado el curso pasado. En el conjunto de Castilla y León —la Consejería no ofrece datos por provincias en este apartado— ascendieron a 20.700 las que tuvieron lugar durante el desarrollo de las tareas académicas, 2.300 más que un año antes. En las relaciones directas con el profesor hay 4.120, frente a las 3.400 del 2017/2018. En este apartado, la Consejería de Educación precisa que se trata mayoritariamente de faltas de respeto, insultos y amenazas a los docentes, suponiendo un porcentaje mínimo las agresiones físicas.

Los conflictos entre alumnos pasan de los casi 3.600 a más de 4.100. En 8 de cada 10 casos están protagonizados por varones, según destaca el estudio de la Junta. También el sexo masculino es el principal responsable de los destrozos de material o robos, que se han disparado hasta rozar los 700 casos, un centenar más que el curso anterior. Además, hubo 261 incidencias por falta de interacción con iguales. En el lado positivo, los conflictos relacionados con aspectos físicos o madurativos, origen o cultura y sexo o identidad sexual continúan descendiendo, un 2,33% respecto al 2017/2018.

La consejera de Educación, Rocío Lucas, insistió en que el objetivo de la Administración regional en los próximos años será intensificar las actividades de convivencia en colegios e institutos, no solo para reducir los casos de acoso, también para disminuir el número de incidencias que se registran en los centros, así como para recuperar a los alumnos que reinciden en este tipo de comportamientos.

PALABRAS CLAVE