11 diciembre 2019
  • Hola

Más bautizos y confirmaciones en Salamanca, pero menos bodas y comuniones

El 38% de los gastos (2,1 millones) ya va dirigido a conservar el patrimonio religioso

11 nov 2019 / 10:41 H.

La Diócesis de Salamanca ha realizado balance de la actividad realizada durante 2018 con motivo de la Iglesia Diocesana. Frente a la caída de 2017, el sacramento a la iniciación cristiana a través del bautizo experimentó un ligero repunte del 3% con un total de 1.272 bautizos, 47 más que el año anterior. Otra noticia positiva se vivió en las confirmaciones con un importante aumento del 15% hasta los 383 jóvenes y adolescentes que decidieron confirmar su fe.

El sacramento de la Primera Comunión continúa siendo el más demandado con 1.444 niños, aunque cayó ligeramente un 2% con 31 niños menos que en 2017. También las parejas que optaron por contraer matrimonio se redujeron en la misma proporción con un total de 422, ocho menos.

La situación económica de la Diócesis de Salamanca sigue en la línea de los últimos años con un balance presupuestario positivo de 235.016 euros con unos ingresos de 5,9 millones de euros respecto a los 5,6 millones de gasto, algo inferior a la “hucha” que se pudo acumular el pasado año cuando se pudo ahorrar un millón de euros en la administración diocesana.

Los nuevos centros parroquiales de Peñaranda y Villamayor aumentaron las cifras de gastos

Entre los principales cambios en el apartado de entradas, destaca el aumento al 11,48% del total de las aportaciones realizadas al margen de la “X” por los fieles a través de legados, colectas y herencias hasta los 679.943 euros, casi 170.000 euros más que el pasado ejercicio. El mayor apartado continúa siendo la cantidad procedente de la asignación tributaria, dirigida mayoritariamente a pagar los sueldos de los sacerdotes con 2,5 millones, así como los ingresos procedentes del patrimonio con 2,3 millones. Respecto al ejercicio anterior, se incrementó ligeramente en 35.000 euros.

La administración diocesana soportó un volumen de gastos de 5,6 millones de euros, un 14% más que en 2017. La principal partida que se ha visto afectada ha sido la de conservación de edificios y gastos de funcionamiento que pasó de ser el 25% a ser en 2018 el 38% con 2.166.048 euros. Fuentes diocesanas achacan este incremento a los nuevos centros parroquiales de Peñaranda y Villamayor. Hay que recordar el patrimonio cultural diocesano, con 40 Bienes Inmuebles de Interés Cultural (BIC), así como 61 proyectos de construcción, conservación y rehabilitación.

Esta cantidad es la principal del apartado de gastos superando ampliamente a la retribución del clero fijada en 1,4 millones y los sueldos del personal seglar en 1,3 millones. En las acciones pastorales y asistenciales, la Iglesia Católica en Salamanca gastó 556.818 euros, así como 8.437 euros en aportaciones para los centros de formación. En gastos extraordinarios sin especificar, la administración diocesana gastó 189.890 euros.

En cuanto a la labor pastoral, durante el pasado ejercicio, la Diócesis contaba con 161 sacerdotes y dos seminaristas, además de 629 catequistas y 1.056 religiosos. Asimismo, destacan las 411 parroquias con vida diocesana, con 5 diáconos permanentes y 20 monasterios.

PALABRAS CLAVE