Borrar
María del Monte, a la salida de su domicilio. E. P.
María del Monte reaparece más seria que nunca tras la salida de prisión de Antonio Tejado

María del Monte reaparece más seria que nunca tras la salida de prisión de Antonio Tejado

La artista y su mujer siguen arrastrando secuelas psicológicas tras el robo que sufrieron en su vivienda el año pasado

E. P.

Madrid

Jueves, 23 de mayo 2024, 13:21

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

María del Monte e Inmaculada Casal se encontraban en su casa de El Rocío cuando el juez decretó este lunes libertad provisional sin fianza tanto para Antonio Tejado como para los otros detenidos por el violento robo que sufrieron en su vivienda el 25 de agosto de 2023.

Este, sin duda, fue un duro golpe para la artista y para su mujer, ya que, nueve meses después del asalto, todavía arrastran secuelas psicológicas de la que definen como la noche más traumática de sus vidas. Sin embargo, sobre la postura que han mantenido desde que su sobrino fue detenido el pasado 9 de febrero por ser el presunto autor intelectual del atraco -en el que las maniataron y las amenazaron de muerte, además de robarles 14.000 euros en efectivo y joyas y exclusivos relojes valorados en aproximadamente 1 millón de euros-, han preferido no hacer declaraciones y dejar hablar a la justicia.

Como han transmitido a su entorno, siguen confiando en la presunión de inocencia y ni se han alegrado ni enfadado ni entristecido por la libertad provisional de Tejado después de 98 días en la cárcel. Tampoco habrá contacto entre ambos, ya que una de las medidas cautelares impuestas por el juez es una orden de alejamiento de 500 metros a las víctimas y la prohibición de intentar hablar con ellas por cualquier vía.

Tras tres días 'desaparecida', María del Monte ha reaparecido este jueves y se ha dejado ver por primera vez desde que su sobrino salió de prisión. Muy seria y al volante de su propio coche, la cantante ha evitado responder a ninguna pregunta y ha fulminado con la mirada -a pesar de llevar gafas de sol negras- a la cámaras antes de abandonar el lugar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios