14 agosto 2020
  • Hola

Mal arranque para las piscinas de Salamanca: ni un solo día de junio se superó un tercio del aforo permitido

El mayor número de bañistas en una jornada fue de 2.714 usuarios frente a los 9.963 que admiten los recintos de baño al aire libre

05 jul 2020 / 08:52 H.

Pese a que la “nueva normalidad” ha traído un reducción del 25% del aforo para todas las piscinas municipales, los siete recintos de baño al aire libre de la ciudad de Salamanca están muy lejos aún de llenarse. Pese a las altas temperaturas de las últimas semanas, con el retraso de su apertura al público y el temor de algunos ciudadanos a encontrarlas llenas de gente, este ha sido el peor mes de junio para las piscinas de, al menos, los últimos cinco años. De hecho, ni un solo día, de los nueve que abrieron, los bañistas llegaron a superar un tercio del aforo total permitido conforme a las limitaciones impuestas en estas instalaciones para evitar contagios. Si cada jornada, los siete recintos pueden admitir hasta 9.962 personas al día, la jornada que más bañistas se registraron (el martes 30 de junio) se contabilizaron 2.714 usuarios, tan solo un 27,24% de lo permitido.

En junio se contabilizó la entrada de 14.397 bañistas a las piscinas municipales, de los que medio millar hicieron uso de los espacios climatizados de La Alamedilla y San José. Fueron un 71% menos que hace un año, cuando, pese a registrarse unos resultados peores que los cuatro años anteriores, se contabilizaron más de 50.000. Una caída cuya principal causa es el retraso en su apertura debido a las restricciones que hasta el 21 de junio imponía el Estado de Alarma. De hecho, el pasado verano los recintos abrieron 13 días antes.

La limitación del aforo al 75% no ha obligado en ningún momento a impedir la entrada de nuevos usuarios, dada la amplia zona verde con la que cuenta la mayoría de las instalaciones. Por ello, es la piscina de Pizarrales, la que cuenta con menos zona ajardinada, donde más cerca se ha estado de llegar al aforo máximo a pesar de ser a la que menos bañistas acuden. Con tan solo 144 usuarios en una jornada, si todos hubiesen permanecido a la vez en el recinto, algo poco probable, se habría alcanzado casi el 70% de la ocupación máxima en esta “nueva normalidad”, que se ha fijado en 207 personas. En las instalaciones de Rosa Colorado Luengo también se alcanzaron porcentajes similares en los últimos días de junio, pero las piscinas más grandes, como la Aldehuela, Tejares, el Helmántico o incluso Garrido con aforos muy superiores, aún podían admitir a miles de personas más.

PALABRAS CLAVE