06 agosto 2020
  • Hola

Los trabajadores de Renfe y Adif alertan del recorte del 70% de trenes

Los comités de empresa denuncian el “abandono” a Salamanca y se reunirán con los agentes sociales para instar al Gobierno a recuperar los servicios y mejorar los horarios

25 jun 2020 / 22:09 H.

El Gobierno ha sumido en el “abandono ferroviario” a Salamanca. Así lo denunciaron ayer los propios trabajadores de Renfe y Adif en Salamanca a través de los representes en el comité de empresa, que alertaron de un recorte de trenes y servicios tras el levantamiento del estado de alarma que se eleva al 70%, “muy por encima del 50% del que habla Renfe”.

La situación, que ya denunció este periódico, —con la supresión diaria de 9 trenes Media Distancia con Madrid, 6 Alvias con la capital de España, 2 Intercity con Barcelona, 6 trenes regionales que conectan con Valladolid y Palencia y los dos trenes hotel Lusitania y Sudexpress— perjudica gravemente a Salamanca que lucha por retomar su economía basada en el turismo. Un “maltrato” de Renfe que también ha denunciado esta semana el propio alcalde de Salamanca, Carlos García Carbayo, que enviará una queja formal al Gobierno. Una queja a la que se adhiere el PP de Salamanca, según anunció ayer su presidente Javier Iglesias.

“Renfe dice que motiva este recorte en la ocupación y demanda de los trenes, pero si no hay trenes no se sabe el personal que puede llegar a viajar”, se quejó Claudio Sanz, representante de UGT, que confirmó que los comités de empresa de Renfe y Adif en Salamanca van a solicitar reuniones con todos los agentes sociales (instituciones, partidos políticos, sindicatos, empresarios, colectivos vecinales...) para instar al Ministerio de Transportes y Movilidad y al Gobierno a que recupere la movilidad en Salamanca y mejore los enlaces.

“Salamanca se está quedando incomunicada y están intentando acabar con el ferrocarril. Además han puesto nefastos horarios a drede para echar a la gente del tren”, denunció Ubaldo Hernández, representante de CGT.

Aunque Renfe ha señalado que recuperará progresivamente de aquí a final de año todos los servicios suprimidos durante el estado de alarma en función de la demanda, el comité de empresa reconoce que “tiene la mosca detrás de la oreja”. “Cuando Renfe quita trenes o cambia horarios es para suprimir, y algún tren se perderá”, advierten.